aguaparatodxsmx@gmail.com

head-ads1

 BUSCAR

En la zona rural de Yucatán, 30 por ciento de la población bebe agua de pozo o de cenotes contaminados con plaguicidas y agrotóxicos, revela el informe Contaminación del Acuífero Maya: Responsabilidad gubernamental y empresarial, realizado por las agrupaciones Indignación y la Fundación para el Debido Proceso (DPLF, por sus siglas en inglés), el cual comprende varias investigaciones científicas de expertos en el tema.

Debido a esta situación, en los últimos 15 años, por lo menos, Yucatán ha presentado alta prevalencia de muertes en mujeres causadas por cáncer cérvico-uterino o de mama, así como una alta prevalencia de malformaciones congénitas y de mortalidad fetal e infantil. 

Si bien en la península de Yucatán no existe, al menos por ahora, un problema de excavaciones de agua, el acuífero de la región se encuentra severamente amenazado, principalmente por contaminación a causa de residuos de granjas porcícolas, agrotóxicos, siembra de soya transgénica, el avance de la industria inmobiliaria y las concesiones indiscriminadas de agua otorgadas a la iniciativa privada, según expone la investigación.

De acuerdo con el análisis, la situación de contaminación del agua en la península ha crecido de manera alarmante. Uno de los factores asociados a este aumento es el incremento en el uso de plaguicidas derivado de la agricultura en general.

Varias investigaciones contenidas en el reporte demuestran que la política agrícola en los últimos años ha incentivado el uso de todo tipo de herbicidas y plaguicidas, algunos de ellos considerados altamente peligrosos en la labor del campo.

Leer completo: https://www.lajornadamaya.mx/yucatan/176948/acu-fero-maya-amenazado-por-granjas-porciolas-agricultura-y-construcciones

categorias