aguaparatodxsmx@gmail.com

head-ads1

«CONAGUA elimina la posibilidad de la participación ciudadana efectiva», escriben Oscar Monroy y Helena Cotler.

Por Oscar Monroy y Helena Cotler

Los días 8 y 9 de febrero se llevó a cabo en Pátzcuaro (Michoacán) el primero de varios Foros Regionales del Pacto Social por el Agua (PSA) convocado por la Asociación Mexicana de Hidráulica, la Asociación Nacional de Empresas de Agua y Saneamiento de México A.C., la ANPRAC (industria refresquera mexicana), la CONAGUA y el Consejo Consultivo del Agua.

A decir de los organizadores, el PSA es “un instrumento de diálogo e interacción social para la generación de una visión compartida que buscará orientar y conducir las acciones del gobierno y de la sociedad en su conjunto a favor de una gestión sostenible del agua y la seguridad hídrica de largo plazo para México” (www.pactosocialagua.mx).

Sin embargo, en estos foros, la participación ciudadana está capturada por las asociaciones empresariales convocantes agrupadas en el Consejo Consultivo del Agua, conformado por Petrobal, la Cámara Nacional de Industrias para la transformación, y corporativos como Nestlé, MABE, FEMSA, BAL, Grupo Modelo, Cervecería Cuauhtémoc, Grupo Lala. Algunos de ellos han sido beneficiarios de contratos de grandes obras hidráulicas (como el Grupo Carso y CEMEX), otros favorecidos con grandes concesiones de agua. Los convocantes a este Pacto supuestamente social son los grandes usuarios del agua quienes durante ya varios sexenios han acaparado este recurso con el aval de Conagua.

Cabe recordar que, en la actual Ley de Aguas Nacionales, la participación ciudadana está dada a partir de los Consejos de Cuenca. Este carácter de los Consejos ha sido ratificado en febrero del 2012 con el cambio del artículo 4 de la Constitución donde se subraya la necesidad de la participación de la ciudadanía para hacer válido el derecho humano al agua.

Los Consejos de Cuenca son órganos mixtos (ciudadanos y autoridades) encargados de elaborar y administrar los proyectos de agua para la mejor utilización de este recurso en las cuencas. En estos Consejos de Cuenca, la sociedad organizada propone, discute y supervisa proyectos de uso y conservación del agua de las cuencas, mientras que las autoridades son responsables de su ejecución. El funcionamiento de los consejos de cuenca es disímil en el país, algunos de ellos han logrado una representación democrática y amplia, mientras que otros funcionan con una fuerte opacidad.

En lugar de fortalecer estas instituciones, CONAGUA las ha abandonado. El presupuesto de 50 millones del 2015, pasó a 38.6 millones en el 2016 para verse reducido a cero (0) el 2017 y 2019. De este modo CONAGUA elimina la posibilidad de la participación ciudadana efectiva. Se ha optado en cambio por aparentar que la participación ciudadana estará representada por el Consejo Consultivo del Agua.

Esta pretensión viola la Ley de Aguas Nacionales, busca manipular a la opinión pública y a los usuarios sociales del agua, y definitivamente clausura la participación ciudadana, centralizando el manejo de agua en beneficio de grandes empresarios y usuarios de agua.

La operación centralizada de CONAGUA más atenta al lobby empresarial que a las necesidades sociales y ambientales de México tiene como resultado la privación del acceso al agua para muchos mexicanos y la destrucción ambiental. Resaltan en este sentido proyectos como el de Constellation Brands -miembro del Consejo Consultivo del Agua- que en Mexicali, pretende extraer millones de litros/año para exportarla en forma de cerveza, el del Acueducto Bicentenario, el de Monterrey VI, el de la Presa el Zapotillo, o los millones de litros de agua que utilizan la minería, y el rompimiento hidráulico para extracción de gas lutita. Todos estos proyectos han sido aprobados sin consulta a los afectados, a pesar de que generan grandes cantidades de agua contaminada que causan graves… continuar lectura en sitio fuente https://m.aristeguinoticias.com/1102/mexico/un-pacto-por-el-agua-sin-participacion-ciudadana-articulo/

 

 

categorias