aguaparatodxsmx@gmail.com

head-ads1

«¿Qué podemos hacer frente a las crisis del agua, a punto de estallar?», se pregunta Elena Burns.

Las crisis del agua que vivimos en nuestro país tiene muchos rostros y un alcance masivo: es posible verla en los niños que crecen tomando agua con arsénico, flúor o plomo; en las familias que tienen que bañarse con agua de garrafón al no alcanzar la pipa; en los cabildos que tienen que decidir cuáles programas sociales recortar para cubrir la cuenta millonaria de la CFE, sabiendo que nunca alcanzará para reparar la tubería; en los trabajadores que pagan no solo para tomar agua sino también para entrar a un baño; en los que se oponen a un nuevo pozo para proteger sus casas de mayores daños por la sobreexplotación de los acuíferos, aunque no tengan agua. Estos son sólo algunos de esos rostros.

A partir de 2017 se han recortado siete de cada diez pesos anteriormente asignados a obras locales de agua y saneamiento. Estos recortes ocurrieron meses después del nombramiento por parte del Banco Mundial (BM) de Enrique Peña Nieto para presidir el nuevo Alto Panel del Agua, cuya misión es desarrollar “mecanismos innovadores” para financiar la provisión del agua. Poco después el mismo organismo firmó una carta de acuerdo con la empresa trasnacional Suez, para adquirir concesiones o acciones de los sistemas de agua y saneamiento en las ciudades de México con mayor potencial de lucro… Continuar lectura en fuente origen: https://aristeguinoticias.com/2211/mexico/primero-el-agua-articulo/

categorias