aguaparatodxsmx@gmail.com

head-ads1

 BUSCAR

La actual Ley de Aguas Nacionales fomenta la compra, venta y especulación con nuestras aguas
Llamamos a los ciudadanos a defender la aprobación de una Ley General de Aguas basada en los derechos humanos

La Coordinadora Nacional Agua para Todxs Agua para la Vida alerta sobre el peligro de la inclusión del agua en el mercado de futuros de Wall Street y de sus efectos en México, así como de la vulnerabilidad en que nos sitúa la Ley de Aguas Nacionales vigente. Subraya por último, la alternativa: aprobar la Ley General de Aguas basada en derechos humanos, instancias de aguas y cuenca democratizadas y planeación consensada.
El 7 de diciembre el CME Group de Chicago, que controla el mercado a futuro más grande del mundo, lanzó el índice del Agua de Nasdaq, en la bolsa de Nueva York. Estas dinámicas de especulación son resultado de una creciente escasez a causa de su contaminación y de sequías asociadas con el cambio climático.
La posibilidad de mercantilizar el agua distorsiona su acopio y distribución y propicia su acaparamiento, paulatinamente “jala” los precios hacia arriba en nuestro territorio y genera especulación. La disyuntiva es manejar el agua en casa o cedérsela a un Casino donde la empresa siempre gana.
La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos es muy clara en cuanto a la soberanía sobre el agua, en su artículo 27, plantea que su propiedad corresponde a la Nación, cuyo dominio es inalienable e imprescriptible, planteando que los particulares pueden tener acceso a ella por medio de concesiones.
La actual Ley de Aguas Nacionales, aprobada en 1992, determinó que nuestras aguas serían manejadas a través de un sistema de concesiones, otorgadas en orden de solicitud, las cuales serían objetos de transacciones de compra-venta. Estas dinámicas de especulación son resultado de una creciente escasez. Bajo esta ley, la Conagua ha sobreconcesionado el agua en las cuencas y acuíferos en donde habitan el 66% de la población. El 70% de las aguas concesionadas están en manos del 2% de los concesionarios. La única manera de obtener acceso al vital líquido en gran parte del país es a través de la compra de concesiones de los acaparadores, los cuales incluyen Distritos de Riego, refresqueros, cerveceros, mineros, frackeros, inmobiliarias y bancos y bufetes que realizan avalúos para determinar el valor de concesiones de agua para las empresas titulares.
¿Dónde está el poder para evitar que el agua se convierta en una mercancía? El artículo 4 constitucional puesto en vigor el 8 de febrero de 2012 establece el papel de la participación de la ciudadanía junto con los tres niveles de gobierno para conseguir para todos los mexicanos las bases, apoyos y modalidades para el acceso equitativo y sustentable de los bienes hídricos. Su 3er Transitorio plantea que “El Congreso de la Unión contara con un plazo de 360 días para emitir una Ley General de Aguas”.
Para lograrlo Agua para Todos presentó el 4 de febrero de 2020 al Congreso de la Unión una Iniciativa Ciudadana de Ley General de Aguas, seguida de cuatro iniciativas similares con las que hemos construido consensos. Además de la abrogación de la Ley de Aguas Nacionales, se plantea la prohibición del lucro con el agua y la compra y venta de concesiones. Llamamos a los ciudadanos a exigir la dictaminación de las iniciativas y la aprobación de una Ley General de Aguas basada en el derecho humano al agua, como derecho humano llave que posibilita muchos otros, la toma de decisiones desde instancias de aguas y cuenca democratizadas y que impulse procesos de planeación vinculante para poner fin al acaparamiento y sobreconcesionamiento del agua, así como a la sobreexplotación de la misma, asegurando los derechos de pueblos originarios, y comunidades rurales y urbanas.
Hagamos oír nuestra voz y exijamos a la LXIV Legislatura a cumplir el mandato constitucional. Es el momento de sensibilizar sobre la Ley General de Aguas, va a estar lista para preparar el proceso en el legislativo y ser presentada en el 2º periodo de sesiones en la Cámara de Diputados en febrero de 2021.

El agua no se vende, se ama y se defiende
Coordinadora Nacional Agua para Todxs Agua para la Vida

 

 

categorias