aguaparatodxsmx@gmail.com

head-ads1

Investigadora de la UAM señala que el plan requerirá de gasto intenso de energía

Experta cuestiona estrategia de Pemex para sacar agua del DF

Sólo generará lucro para empresas privadas y otros problemas, afirma Elena Burns

 

La iniciativa de la Conagua utiliza el derecho humano al agua como pretexto para realizar megaobras, aseguró Agua para Todos, Agua para la Vida. La imagen, en un asentamiento de la delegación TláhuacFoto Roberto García Ortiz

La iniciativa de la Conagua utiliza el derecho humano al agua como pretexto para realizar megaobras, aseguró Agua para Todos, Agua para la Vida. La imagen, en un asentamiento de la delegación TláhuacFoto Roberto García Ortiz

Bertha Teresa Ramírez
Periódico La Jornada
Lunes 2 de febrero de 2015, p. 29

Elena Burns, del Centro para la Sustentabilidad Incalli Ixcahuicopa, programa de investigación de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), afirma que la instalación de una torre de perforación de 63 metros de altura –con la que Pemex abrirá dos pozos: uno de 800 metros de profundidad y otro de 2 mil, en busca de agua potable, dentro de la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca– obedece al mismo esquema de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para proveer de líquido a la población, a través de estrategias de intenso gasto de energético.

Esto responde a un uso intensivo de energéticos para generar agua y uso intensivo de agua para generar energético; es un círculo vicioso que produce lucro para las empresas privadas que las manejan y que cada vez quieren encargarse más de nuestros energéticos y agua, cuando existen otras alternativas como el almacenamiento de lluvia, afirmó en entrevista.

La experta en planeación hídrica ambiental cuestionó de dónde saldrá la energía para subir agua de 2 mil metros de profundidad a través de un pozo de ese tipo.

Va a venir de estrategias también muy dañinas al medio ambiente, que se utilizan sin considerar sus consecuencias, porque están en la dinámica de lucro y no en la de la sustentabilidad y equidad que establece la Constitución.

Recordó que las reformas al artículo 4º constitucional exigen acceso equitativo y sustentable del líquido y no es para menos, ya que sólo de la cuenca del valle de México estamos expulsando 800 millones de metros cúbicos de agua de lluvia cada año, cuando muchas ciudades del mundo tienen reservorios para almacenar la lluvia, que llega de manera continua cada año, y lo único que debemos hacer es recolectarla.

La investigadora señaló que, entre otras acciones, el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) ha planteado estrategias para extraer agua del subsuelo. Indicó que en una reunión con investigadores, Ramón Aguirre, director del Sistema de Aguas, expresó: “yo de ustedes necesito solo una cosa, que me den una fórmula para que yo pueda hacer que toda la ciudad se hunda con la misma velocidad.

Entonces acepta que se extraerán de acuíferos profundos y la ciudad se va a hundir, pues, por la composición geológica, la ciudad se columpia y se destruyen viviendas, hay 14 mil inmuebles afectados por grietas en la delegación Iztapalapa y siguen extrayendo.

Indicó que el XXI tiene que ser el siglo en el que debería darse un giro y empezar por poner la sustentabilidad en la mente de todos; no podemos seguir con este modelo de extraer de la tierra todo lo que tiene y luego contaminar, aire, agua y mar con todo lo que estamos haciendo.

http://www.jornada.unam.mx/2015/02/02/capital/029n1cap

categorias