aguaparatodxsmx@gmail.com

head-ads1

 BUSCAR

LA MUERTE DEL CENZONTLE EN EL PUEBLO OTOMÍ DE SANTIAGO TILAPA

A LOS HERMANOS INDÍGENAS DEL MUNDO

A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN
A LA OPINIÓN PÚBLICA
AL PUEBLO DE MÉXICO
Reciban un saludo del milenario pueblo indígena otomí de Santiago Tilapa, en el municipio de Tianguistenco, Estado de México; también denunciamos con tristeza que la explotación de una mina se ha convertido en la manzana de la discordia que responde a los intereses de unos cuantos, entre ellos algunas exautoridades y autoridades del Comisariado Comunal, Delegados Municipales ¡Hasta la Liga de Futbol!; pero sobre todo, el daño ambiental que habrá de afectar a varias generaciones.

Han devastado hermosos paisajes en contubernio con empresas carreteras que operan en la región a nombre del progreso; con ello el hábitat de plantas y animales de nuestro milenario “Cerro Cuate”, que durante siglos fue orgullo de nuestros abuelos otomíes se encuentra a punto de desaparecer.

En esta región es delito y se encarcela a la persona que recoja leña para sobrevivir a causa de “delitos contra el ambiente” mientras que grandes autopistas, nuevas zonas habitacionales, donde se derriban miles de árboles y destruyen el ecosistema de nuestros pueblos originarios, son aplaudidos los gobernantes como “símbolo de modernidad y progreso”.

En Santiago Tilapa, algunos cuantos, por intereses económicos y políticos, con total cinismo y prepotencia dicen que pueden y tienen la autoridad para decidir por todos.

Con todo esto se violan nuestros derechos contenidos en la Carta Magna y en Tratados Internacionales como el Convenio 169 de la OIT, como el derecho de OBTENER NUESTRO CONSENTIMIENTO LIBRE, PREVIO E INFORMADO.

El canto del jilguero y el cenzontle en nuestros sagrados cerros pueden extinguirse para siempre; es tiempo de reflexionar:
“La naturaleza no pertenece al hombre,
¡El hombre pertenece a la naturaleza!”

categorias