aguaparatodxsmx@gmail.com

head-ads1

Con los nuevos legisladores y Ejecutivo federal entrante se buscará un dialogo sincero

BOLETIN DE PRENSA. 2 de agosto de 2018

Hasta ahora queda demostrado que nadie quiere que se implante el fracking en la huasteca
potosina. Comunidades, ayuntamientos municipales, organismos de la sociedad civil,
investigadores, miembros de la academia, algunos legisladores electos y el propio próximo
presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, se han pronunciado en contra de esta
técnica devastadora para extraer gas y petróleo.
Sin embargo, el gobierno del régimen saliente, a pesar de haber sufrido histórica derrota el pasado
1º de julio, aún sigue maniobrando para cumplirle sus caprichos a las empresas petroleras que lo
sostuvieron. Todavía quedan casi 4 largos meses para concesionar ríos y firmar contratos para la
explotación de hidrocarburos a través del fracking.
Por lo mismo, el día de ayer 1º de agosto los comisariados ejidales y consejos de vigilancia de
todas las comunidades de Tamazunchale en sesión plenaria resolvieron entregar solicitud al H.
Ayuntamiento municipal para que realice sesión extraordinaria de cabido y levante acta de
acuerdo en el que no se autoriza el cambio de usos del suelo para actividades de exploración y
extracción de hidrocarburos ni para la instalación de infraestructura asociada a dichos proyectos.
Por ser un municipio eminentemente indígena todo hace indicar que en los próximos días el
ayuntamiento municipal declare a su municipio libre de fracking, que es un recurso más para dar la
batalla jurídica cuando sea necesaria. Co ello, se acelera el proceso de resistencia de la población y
las comunidades para evitar una catástrofe de incalculables dimensiones para la biodiversidad y la
vida misma de la región.
Mientras el gobierno del estado no atina a una postura firme y su aparato burocrático se mueve
en la simulación, y mientras los diputados locales nadan en el total descrédito por la corrupción
que los arropa, las comunidades indígenas y amplios sectores de la sociedad caminan a paso firme
para proteger su territorio y el patrimonio natural que heredaran a las generaciones venideras.
Es evidente que las movilizaciones continuarán, pues no sólo se trata de paralizar los últimos
estertores de quienes han estado entregando al país y nuestros bienes naturales como son los
recursos del subsuelo, sino también para lograr la prohibición del fracking por ley, así como para
evitar la implantación de otros megaproyectos irracionales e insustentables como los gasoductos,
termoelécricas, trasvase y represamiento de ríos y supercarreteras que se diseñan sin consultar a
la población y pueblos originarios.
Ello va a implicar tender puentes con el nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador,
congreso federal y congreso del estado.

Asociaciones de Comunidades Indígenas; Coordinadora de Organizaciones Campesinas e
Indígenas de la Huasteca Potosina, A.C. (COCIHP), Observatorio Indígena.

categorias