aguaparatodxsmx@gmail.com

head-ads1

Revisión del Dictamen del Comité Técnico de Operación de Obras Hidráulicas (CTOOH) de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA)

Estudio en el que se basa la decisión del Gobierno Federal y de los estados de Jalisco y

Guanajuato, para elevar la cortina del proyecto Presa El Zapotillo a 105 metros de altura y

con ello desaparecer una región milenaria, sus comunidades y su cultura

Las y los abajo firmantes, académicos/as y especialistas técnicos en Ingeniería Ambiental, Hidrología,

Geografía, Ecología, Políticas Públicas Ambientales, Ecología Política, y Economía Ecológica, expresamos

nuestra más profunda preocupación y extrañamiento sobre las inconsistencias técnicas que presenta el

Dictamen realizado por el Comité Técnico de Operación de Obras Hidráulicas (CTOOH) de la Comisión

Nacional del Agua (CONAGUA), estudio en el que se basa la decisión del Gobierno Federal y de los

estados de Jalisco y Guanajuato, para elevar la cortina del proyecto Presa El Zapotillo a 105 metros de

altura.

De acuerdo con la revisión que hicimos al Dictamen del Comité Técnico de Operación de Obras

Hidráulicas (CTOOH)

1. Los oficios de entrega del Dictamen presentan inconsistencias en cuanto a las fechas de revisión,

envíos de información y elaboración del Dictamen por parte del CTOOH y el Organismo de Cuenca

Lerma Santiago Pacífico (OCLSP).

De acuerdo a los oficios que revisamos, en el memorando número BOO.05.02.01.-1490 con fecha

del 18 de octubre de 2013 enviado por Horacio Rubio Gutiérrez, Gerente y Secretario Técnico

del CTOOH, dirigido a José Elías Chedid Abraham, Director General del Organismo de Cuenca

Lerma Santiago Pacífico (OCLSP), se indica que fue en la reunión 1114 del CTOOH celebrada el

15 de octubre de 2013 cuando se revisó “toda la información relativa a las alternativas para el

abastecimiento de agua potable a la Zona Metropolitana de Guadalajara”, tomándose el acuerdo

de que el proyecto presa La Zurda I (Zapotillo) “es la mejor solución”, “siempre y cuando alcance un

almacenamiento útil de 850 hm3

días entre que inició el análisis por parte del CTOOH (15 de octubre 2013) a que éste emitiera su

resultado (18 de octubre de 2013).

Sin embargo, en el oficio número B00.00.R09.-00048 con fecha del 10 de abril de 2014 enviado

por Chedid Abraham y dirigido a Felipe Tito Lugo, Director General de la Comisión Estatal del Agua

(CEA), se informa que el Organismo de Cuenca Lerma Santiago Pacífico envió al CTOOH el 3 de

Los documentos y oficios revisados son:

1) Oficio DG-1298/2013 con fecha del 1 de agosto de 2013 dirigido a Mtro. José Elías Chedid Abraham y

con atención a Ing. José Luis Hernández Amaya, y firmado por Ing. Felipe Tito Lugo Arias.

2) Oficio No. B00.00.R09.-000484 con fecha del 10 de abril de 2014 dirigido a Ing. Felipe Tito Lugo Arias y

firmado por Mtro. José Elías Chedid Abraham.

3) Memorando Núm. B00.05.02.01.-1490 con fecha del 18 de octubre de 2013 dirigido a M.I. José Elías

Chedid Abraham y firmado por M.I. Horacio Rubio Gutiérrez.

4) Documento “Opinión Técnica Estudio Río Verde” con fecha del 3 de octubre de 2013 firmado por Ing.

José Luis Hernández Amaya.

5) Documento “Anexo IV Dictamen de los Diques”, sin fecha, firmado por el Mtro. José Elías Chedid

Abraham.

Los documentos y oficios anteriormente citados se pueden consultar en el siguiente link:

1

, observamos lo siguiente:

y un almacenamiento total de 911 hm3”. Es decir, sólo pasaron 3

octubre del 2013 la información entregada por la CEA el 1 de agosto de 2013, es decir casi 2 meses

después de haberla recibido. Además, Chedid Abraham asegura que “por la extensión de las

propuestas, el análisis inició el día 15 de octubre del 2013 y concluyó recientemente”.

Esta información evidencia que José Elías Chedid Abraham retuvo dicho dictamen por casi 6

meses y que ocultó información fundamental sobre el proyecto Presa El Zapotillo que debió

haber dado a conocer inmediatamente, lo que permitió que el proyecto continuara avanzando,

que se engañara a las comunidades de Temacapulín, Acasico y Palmarejo quienes en las mismas

fechas se encontraban en mesas de diálogo con el Gobierno de Jalisco, y que se posibilitara el

incumplimiento de la Sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que mandata la

construcción de una cortina a 80 metros de altura.

2. Desde el punto de vista técnico, encontramos que el nivel de análisis de las consideraciones y

evaluación de cada uno de los sitios considerados en el documento «Opinión Técnica Estudios

Río Verde» firmado por José Luis Hernández Amaya, Director Técnico del Organismo de Cuenca

Lerma Santiago Pacífico, es superficial y carece de sustento técnico. Se menciona por ejemplo:

“capacidad de almacenamiento limitada” de algunos de los sitios considerados, y nos preguntamos

¿limitada según quién o bajo qué parámetros y criterios?, se menciona también que “no se cuenta

con estudios/o se carece de estudios”, y nos preguntamos ¿cómo puede validarse un dictamen

oficial que carece de estudios que sustenten técnicamente la viabilidad o la no viabilidad de una

serie de alternativas? En otros casos aparece que el nivel de estudios realizados es “ninguno” pero

en las fechas de estudio de dichas alternativas aparecen periodos de tiempo y años específicos

¿cómo es esto posible, se cuenta o no con la información? Se argumenta además que en algunos

casos se descartan opciones por las “afectaciones sociales” que traerían dichos proyectos, y nos

surge la duda ¿en el caso de El Zapotillo no las hay? ¿las comunidades de Temacapulín, Acasico y

Palmarejo no tendrán afectaciones sociales, no les impactará el proyecto?

3. En este mismo sentido, nos preocupa la información presentada el Anexo IV «Dictamen de

los Diques», ya que carece de estudios técnicos que la sustenten. En dicho dictamen se habla

de «exploraciones geológicas y de geotecnia» que se realizaron en la zona donde se plantea construir

los diques, pero no se presenta más información al respecto ni los estudios resultantes de dichas

exploraciones.

4. En el oficio número B00.00.R09.-00048 se menciona que para alcanzar el acuerdo de que el

Zapotillo a 105 m. sería la mejor opción, se tomaron en cuenta tres consideraciones: seguridad

hídrica (garantía de agua o gasto firme), seguridad financiera (uso eficiente y eficaz de los recursos

financieros disponibles) y estrés hídrico (satisfacer el déficit actual y el esperado a futuro en la AMG

en el menor tiempo posible). Sin embargo, en ninguna de estas tres consideraciones se incluyó

la seguridad de las personas de Temacapulín, argumento principal utilizado en los comunicados

oficiales del Gobierno de Jalisco para descartar la presa a 80 metros.

5. Nos llama la atención que dentro de los 20 sitios alternativos analizados en el documento, no se

incluye la alternativa que contempla una cortina a 60 metros de altura, alternativa que se propuso

y entregó en un documento firmado por las partes interesadas el 1 de octubre del 2013 durante

la mesa de trabajo técnica sostenida con el Gobierno de Jalisco y las comunidades afectadas para

buscar alternativas a la presa El Zapotillo.

6. Además, nos parece sumamente preocupante que de manera irresponsable y precipitada se diga

que después de 5 años de operación de la presa El Zapotillo se requerirá «otra obra adicional en

cuenca media para seguir cubriendo las necesidades de agua de la población en esa fecha». Es

decir, un proyecto de más de 13 mil millones de pesos que cumple su “justificación” sólo durante 5

años, porque después se requerirá de una obra o más. Nos preguntamos ¿qué pasaría si el proyecto

en el que se han empeñado no logra su objetivo y funcionamiento? ¿habrá responsables? ¿cuál

será su sanción? Estamos hablando de más de 30 mil millones tan solo en los proyectos Zapotillo y

Purgatorio, miles de millones de pesos que son fondos públicos, es decir que todas y todos estamos

pagando de nuestros bolsillos.

7. Como especialistas en el tema no compartimos el razonamiento del titular de la SEMARNAT,

Juan José Guerra Abud expresado en rueda de prensa el 11 de abril del presente año en la ciudad

de Guadalajara: «lo peor que se podría hacer sería dejar que el agua corra libremente hacia

el mar» (Nota: “Defiende SEMARNAT inundación de Temaca” Publicada el 11 de abril del 2014

en el Periódico Mural). Y se refuerza con el argumento incluido en el Dictamen del CTOOH: «es

deseable, técnicamente, aprovechar el resto de la reserva del agua del río Verde con algunos de los

proyectos hoy descartados en cuenca baja».

Desde nuestra experiencia profesional y a partir de los datos arrojados en la revisión del presente

Dictamen constatamos que:

I. La crisis hídrica de Chapala y los tandeos que está realizando el Sistema

Intermunicipal de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) en la Zona

Metropolitana de Guadalajara, son parte de una crisis inducida por funcionarios del

agua estatales y federales para alamar a la sociedad tapatía buscando legitimar la

construcción de la presa El Zapotillo, la presa El Purgatorio y de más presas en la

cuenca media del río Verde. Tenemos conocimiento y estamos conscientes de que

un amplio sector de la población de la Zona Metropolitana de Guadalajara carece

del servicio del agua, por lo que estamos a favor de una gestión integral del agua

y de su aprovechamiento sustentable bajo el principio de la equidad, la justicia y

la participación democrática. Consideramos al agua un bien público y no un bien

económico.

II. El Dictamen presentado por el CTOOH y el OCLSP para justificar la inundación de

Temacapulín, Acasico y Palmarejo, es endeble. La cuenca del río Verde no cuenta con

un balance hídrico actual y completo, con datos hidrométricos confiables, en el que

se incluya la perspectiva del cambio climático. Los acuerdos, convenios y decretos

que han sido elaborados para la distribución de las aguas del río Verde, así como

los estudios técnicos justificativos del proyecto de presa El Zapotillo y el Acueducto

El Zapotillo-León, se caracterizan por no reflejar la participación de los diferentes

actores sociales y usuarios del agua presentes en la región alteña.

III. La construcción de la presa El Zapotillo y del acueducto que permitiría el trasvase

del agua a León, representa un negocio importante de privatización del agua en

donde los principales beneficiarios son las empresas constructoras trasnacionales

FCC y Abengoa, y las nacionales La Peninsular y Grupo Hermes, en perjuicio de tres

comunidades –Temacapulín, Acasico y Palmarejo-, del propio río Verde y de toda la

población jalisciense.

IV. Los Altos de Jalisco es la principal región productora de alimentos de origen animal

en el país. Ahí se produce el 88% del huevo y el 22% de la proteína total producida

en México. Es indispensable reconocer la necesidad de agua que tienen Los Altos

de Jalisco, la cual se manifiesta en el abatimiento de sus acuíferos, el crecimiento

productivo pecuario y poblacional que ha registrado esta región en los últimos 25

años. En Los Altos de Jalisco no sobra agua.

V. El agua del proyecto Presa El Zapotillo no sería para abastecer a la ciudadanía de

León, Guanajuato, sino para las empresas y compañías nacionales y trasnacionales

inversionistas del proyecto Puerto Seco o “Guanajuato Puerto Interior” y para las

agroindustrias de los empresarios de la región. Las recientes declaraciones del

gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez, en las que tranquiliza a los empresarios

leoneses integrantes de la asociación “Unidos por Guanajuato” (Unigua), nos lo

confirman: “Por mi prestigio, por mi gobierno, por lo que quieran, no voy a cambiar

un acuerdo que está firmado; no se cambia el convenio. El agua para León está

garantizada, utilizaremos toda la fuerza del Estado para que no se cambien” (Nota:

“Urgen empresarios Zapotillo” Publicada el 09 de abril del 2014 en el Periódico am.)

VI. Denunciamos que en el análisis de alternativas del proyecto Presa El Zapotillo, no

se consideraron opciones diferentes a una presa de almacenamiento, tales como

la reducción de la demanda, mejorar la gestión del agua superficial y subterránea,

uso de ecotecnias, mejorar las actuales redes de distribución y/o reestructurar

los sistemas tarifarios existentes, educación ambiental a la población sobre el uso

racional del agua, entre otros componentes de la gestión integral del agua.

Finalmente, exhortamos:

A la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), al Gobierno de Jalisco, a la Comisión Estatal del Agua

de Jalisco (CEA) y al Sistema Intermunicipal de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA),

a la implementación de un modelo que conduzca a una gestión integral del agua, participativa y

respetuosa con el medio ambiente, que haga valer la autodeterminación y la voluntad de los pueblos,

y que abone a la construcción de una sociedad más equitativa y justa. Un modelo de gestión que no

pretenda resolver los problemas hídricos sólo con mega obras, motores de bombeo y tuberías. Este

modelo deberá poner el énfasis en la gestión de la demanda y no en la gestión de la oferta, incluir

planes de mantenimiento y renovación de los sistemas de distribución, drenaje y alcantarillado,

captación de agua de lluvia, implementación de ecotecnias, protección de las zonas de recarga y

prevención de la contaminación, saneamiento de las aguas residuales domésticas e industriales,

reutilización del agua residual tratada y remediación de los cuerpos de agua contaminados, entre otros

elementos de una gestión integral del agua.

A T E N T A M E N T E

categorias