aguaparatodxsmx@gmail.com

head-ads1

A la ciudadanía

En la colaboración anterior señalábamos como los ciudadanos observamos a los políticos que manejan fondos públicos o empresarios que invierten sus fondos privados, tomar decisiones con criterios cortoplacistas, carentes de visiones que orienten las políticas públicas o las acciones privadas hacia un futuro desarrollo sostenible. Los hay, pero no es la característica principal de quienes en estos momentos tienen las riendas de una parte importante de las oficinas de gobierno o las empresas.

La sostenibilidad del desarrollo implica un cambio cultural y nuestra generación, la que está tomando las decisiones claves en estos momentos, aún no ha sido permeada por estas nuevas concepciones, de hecho, arrastramos un déficit cultural generacional, quizás por ello la mayor parte de los ciudadanos reclaman un cambio inclusivo, una mayor participación en esa toma de decisiones, lo que en teoría se denomina gobernanza, concepto también ausente en el discurso y la práctica política de nuestros gobernantes.

Entre quienes venimos construyendo una agenda ambiental local observamos que ese déficit cultural generacional constituye un enorme obstáculo para avanzar en la construcción de políticas públicas con espíritu ciudadano, que realmente representen las aspiraciones e intereses de los ciudadanos, y no políticas que parecieran satisfacer las demandas de particulares. La alternancia que ocurre a nivel nacional ha abierto la expectativa de que esto suceda, pero solo es una expectativa que ojala no se frustre como la que se pensó que resultaría de la elección de inicios de este siglo, y esto depende de nosotros, los ciudadanos, más que de los gobernantes, no solo en el entorno ambiental, sino en todos los ámbitos de la vida pública y privada del país… Continuar lectura https://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/1539483.recapitulando-ii.html

 

 

categorias