E-Mail: aguaparatodxsmexico@gmail.com

head-ads1

 BUSCAR

 

HERMOSILLO, SON.- Un nuevo acueducto con capacidad para suministrar casi mil 500 millones de metros cúbicos de agua desalada al año está bajo evaluación por parte de autoridades en Sonora y Arizona, con apoyo de instituciones académicas y científicos de México y Estados Unidos.

En el estudio “La desalinización y la seguridad del agua en la región fronteriza entre Estados Unidos y México: la evaluación de los impactos sociales, ambientales y políticos”, los investigadores analizan efectos de escasez, económicos y climáticos en el agua desalada producida.

El proyecto consiste en un acueducto de 270 kilómetros desde Puerto Peñasco, Sonora, hasta la Presa Imperial, ubicada al norte de Yuma, Arizona, cerca de las intersecciones con los estados de California y Nevada.

La obra tiene un costo proyectado de dos mil 208 millones de dólares y tendría capacidad para extraer y bombear mil 480.18 millones de metros cúbicos de agua desalada en el norte del Golfo de Santa Clara.

Atractiva
A pesar de que la desalinización del agua sigue siendo la opción más cara en la mesa, su atractivo sigue aumentando, sobre todo porque los costos han disminuido alrededor de un 50% en la última década”, dijo la autora principal, Margaret Wilder, profesora del Centro de Desarrollo y Geografía en la Universidad de Arizona, en boletín facilitado por esta institución académica a EXPRESO.

Los gobiernos de ambos países esperan que una variedad de factores aumenten la escasez de agua en toda la región suroeste de los Estados Unidos y el noroeste de México; debido a este panorama, estados como Arizona, California y Nevada están considerando planes para asociarse con México para construir plantas de desalinización binacionales cercanas a la frontera.

Según Wilder, ella y sus colegas sintieron la necesidad de elaborar el estudio porque mientras los organismos promotores de la desalinización a menudo presentan esta opción como algo inevitable, la desalinización requiere un examen crítico más allá de un simple análisis de costo-beneficio y se debe evitar el abuso de cierta terminología como “es un suministro de agua sin fin”.

 

categorias