aguaparatodxsmx@gmail.com

head-ads1

 BUSCAR

Ejidatarios ganan pleito legal, luego de que paramunicipal no pagó extracción de agua de pozos comunitarios; 12 por ciento de la población podría resultar afectada
Ejidatarios del poblado Tanque de Emergencia, ubicado en la carretera a Zacatecas, ganaron una demanda contra la paramunicipal Aguas de Saltillo (Agsal) por cerca de 46 millones de pesos (mdp), lo equivalente a 89 por ciento de las utilidades que obtuvo la paramunicipal en 2015. En caso de no pagarla, se podría afectar el suministro.

Ayer un contingente de unos 50 pobladores de esa localidad arribó a las oficinas de Agsal, y se reunió con el gerente general Jordi Bosch a quien le avisaron de un fallo a su favor en la demanda que emprendieron en 2012 por extraer aguas de tres pozos ubicados en el ejido ubicado a cerca de 45 kilómetros de la ciudad.

De acuerdo con la resolución final expedida por el Tribunal Agrario de Nuevo León, en el expediente 669/2012 se indica que la paramunicipal deberá indemnizar con 46 mdp a cerca de 80 familias o de lo contrario ellos podrían embargar bienes de Agsal y ser multados por más de 8 mil pesos.

“Se requiere a la parte demandada y vencida en juicio Aguas de Saltillo SA de CV para que en el término de 24 horas contadas a partir de la legal notificación de este proveído, consigne ante este Tribunal el numerario correspondiente y que establece en el resolutivo segundo de la sentencia ejecutoriada de fecha de 4 de noviembre de 2013 que de ser omisa se le impondrá una multa equivalente a 120 días de salario mínimo vigente y se proveerán las medidas de embargo de bienes que en derecho procedan, para el aseguramiento del pago que fueron condenados”, cita la resolución del Tribunal.

Asimismo, la sentencia del Tribunal Unitario Agrario indica que a partir de ahora Agsal deberá pagar una indemnización mensual a los ejidatarios.

Amenazan con cortar agua
Si Agsal no paga los casi 46 millones de pesos a los pobladores de Tanque de Emergencia, ellos advirtieron que podrían cerrar las válvulas de donde extraen agua de los tres pozos que abastecen al surponiente de la ciudad.

Sin embargo, de hacerlo, el 12 por ciento de la población podría resultar afectada, señaló Jordi Bosch gerente general de Agsal.

“Me parece un acto muy agresivo (…) no se tienen que hacer medidas de este tipo, si está todo en los tribunales y vamos a acatar la ley sin ningún problema.

Nosotros no nos reservamos el derecho de poder actuar, porque tenemos que defender la ciudadanía que se alimente de esta agua”, sostuvo.

El Ayuntamiento de Saltillo es socio mayoritario en la paramunicipal Agsal con el 55 por ciento de las acciones, mientras que el resto pertenece a Aguas de Barcelona.

Los más de 46 millones de pesos que Aguas de Saltillo está obligado a pagar serán distribuidos equitativamente entre los ejidatarios de la región, pues los pozos de donde se ha extraído el agua pertenecen al ejido.

15 años de ‘batalla’ por el agua
>En 2001 el Simas de Saltillo y la empresa Interagbar de México firman un contrato en el que el Ayuntamiento poseía el 51 por ciento de las acciones.
>En ese año se extrae agua de los tres pozos del ejido Tanque de Emergencia sin que exista indemnización a los ejidatarios.
>Desde entonces cerca de 80 familias se han visto imposibilitadas para volver a cosechar las tierras porque no hay agua para ellos.
>Los ejidatarios demandan a Agsal por 46 millones de pesos.
>Si Agsal no paga a los pobladores la paramunicipal podrían ser embargada y tendrá que pagar una multa de 8 mil 764 pesos, correspondientes a 120 días de salario mínimo.
>En caso de no pagar los pobladores advierten con cerrar las válvulas de los pozos de agua y podría quedar sin el abastecimiento el 12 por ciento de la población del sur poniente de Saltillo.
>Los 46 millones de pesos serán repartidos equitativamente entre 80 ejidatarios; aún desconocen si los pagos los harán en plazos o de contado

categorias