aguaparatodxsmx@gmail.com

head-ads1

 

Redacción

Organizaciones educativas, culturales, ambientalistas y el presbítero Gerardo Ortíz de la parroquia Nuestra Señora de la Asunción de Cedral, firmaron y dieron a conocer un posicionamiento que fue entregado al presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, para solicitarle la cancelación definitiva de las concesiones mineras, los megaproyectos eólicos, la presa “La Maroma” y otras actividades empresariales en el Altiplano potosino.

En el documento se menciona que, pese a no tener el consentimiento de los diversos ejidos, se han autorizado 23 proyectos mineros en la región, de los cuales 18 cuentan con capital canadiense y en otros también participan consorcios nacionales como Minera México, Grupo Industrial Peñoles y Grupo Frisco.

Aseguraron que el agua se encuentra amenazada con la construcción de la presa “La Maroma” porque se pretende utilizar para fines industriales además de que, indicaron, existen dos concesiones mineras sobre dos terrenos identificados como Lote Jordan y Jordan II de tres mil y tres mil 267 hectáreas, respectivamente, además de un proyecto que estaría a cargo de Carlos Slim, por lo que sospechan que podría usarse el agua para la lixiviación con cianuro para extraer oro.

Asimismo, manifestaron su preocupación por la construcción de parques eólicos a cargo de una empresa italiana en los municipios de Santo Domingo y Charcas debido a que se firmaron contratos sin informar correctamente sobre transformaciones al territorio y alteraciones en el pastoreo y acceso a tanques de agua.

A continuación, se reproduce íntegramente el texto del documento entregado a Andrés Manuel López Obrador:

C. PRESIDENTE

ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR

PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

Los abajo firmantes hacemos de su conocimiento que nuestro territorio, desde este municipio que usted visita en Cedral, así como Vanegas, Catorce, Matehuala, Villa de la Paz, Villa de Guadalupe, Guadalcázar y Villa de Ramos forman parte de la ecorregión conocida como el Desierto Chihuahuense, entre las que se encuentran las Áreas Naturales Protegidas de Wirikuta y Guadalcázar, valoradas por la riqueza endémica de especies animales y vegetales; la región también es reconocida por su actividad agropecuaria extensiva que permite la práctica y reproducción de formas campesinas de auto-subsistencia, además generando pequeños excedentes que abastecen los mercados del centro-norte del país.

Estas formas de producción ranchera han sido posibles aún con las escasas herramientas y apoyos que el campesino ha tenido y que, en cambio, han sido favorecidos los capitales privados, las mafias políticas estatales y municipales y los intereses multinacionales en detrimento de nuestra economía familiar.

Los municipios señalados anteriormente pertenecen a la región administrativa conocida como el Altiplano, la cual ha servido como trampolín para la gestión de planes y programas de ordenamiento territorial federal, estatal y municipal que plantean la construcción de megaproyectos mineros, de parques eólicos, de agroindustrias y granjas intensivas, así como de carreteras y represas que representan un atentado contra nuestra libre determinación sobre la gestión y uso de bienes comunes como son el agua, el viento, la energía solar, el territorio y en suma, una propuesta por la vida campesina.

En nuestros ejidos sin nuestro consentimiento han sido entregados 23 proyectos mineros de capital extranjero (2017, Dirección General de Desarrollo Minero, Secretaría de Economía), de los cuales 18 son de origen canadiense; sin embargo, en la región también se encuentran consorcios nacionales como son Minera México, Grupo Industrial Peñoles y Grupo Frisco.

Entre las agroindustrias, cabe mencionar el hecho de que estas empresas son propiedad de empresarios y políticos potosinos que han aprovechado sus puestos de poder y privilegios para obtener además de las concesiones de agua subterránea, los usos de suelo respectivos y el aprovechamiento de la mano de obra migrante y ranchera que es explotada en estos invernaderos; ya en el Valle de Arista del mismo estado potosino, los empresarios agroindustriales sinaloenses, en tanto solo 20 años aniquilaron el 80% de los suelos productivos y aceleraron el agotamiento de los mantos acuíferos pues de los años setenta al año dos mil perforaron hasta mil pozos que de 40 m pasaron a 400 m de profundidad.

Por otra parte, se han autorizado parques eólicos en los municipios de Santo Domingo y de Charcas (Parque Dominica I, Dominica II y San Francisco) que en conjunto cuentan con más de 300 aeroturbinas generadoras que se instalaron sin las debidas consultas y bajo contratos con “letras chiquitas” que no informan de las transformaciones al territorio y de las alteraciones en el pastoreo y acceso a tanques de agua fundamentales para nuestra cotidianidad. Estos proyectos propiedad de la trasnacional italiana EnelGreen también se encuentra presente en otros estados de nuestro país como Jalisco, Nuevo León y Zacatecas, en este último y en San Luis Potosí, suministrando energía para el funcionamiento de los consorcios mineros y agroindustriales, no para nuestra vida diaria.

Por último, nuestra agua continúa amenazada por la construcción de la represa La Maroma, un proyecto anunciado pomposamente como “estratégico” por el Sr. Enrique Peña Nieto y al que el gobernador actual y presidentes municipales de Matehuala pretenden llevarla hacia la zona industrial de este municipio y los colindantes como Cedral y Vanegas; también señalamos que en dicha área existen dos concesiones mineras (Lote Jordan de 3,000 ha y Jordan II de 3,267.28 ha) y un proyecto del mismo nombre otorgado al empresario Carlos Slim, por lo que no descartamos que el uso de nuestra agua pueda ser empleado para la lixiviación con cianuro para la extracción de oro.

Como podrá percatarse durante su visita, nuestro territorio es de características asombrosamente peculiares, siendo una región semiárida, se asoma la belleza de su naturaleza, pero debido a estas mismas condiciones y al avance voraz de los intereses privados y de las mafias políticas, se ve gravemente amenazado.

Tan solo considere que, según la CONAGUA, seis de los 10 acuíferos de la entidad potosina, se encuentran en condición de explotación (El Barril, Salinas de Hidalgo, Villa de Arista, San Luis Potosí, Matehuala-Huizache, Jaral de Barrios-Villa de Reyes) aunque las concesiones a agroindustriales y privados continúen autorizándose.

Por otra parte, hacemos referencia a que la minería en la región históricamente fue útil para los colonizadores españoles y el saqueo de nuestra riqueza, el resultado es que hoy día nuestras comunidades y pueblos viven en una marginación de grado alto y en condiciones de vida deplorables, pues en los municipios la media de analfabetismo es de 23%, el 35% no cuenta con derecho a servicios de salud y alrededor del 30% de la gente no cuenta con servicios de agua entubada a la red pública.

De igual modo, la minería no es un factor económico de bienestar ni de salud; en el municipio de Catorce (2012 durante el boom minero en México) el PIB fue de 1951 en comparación con el PIB agropecuario de 6,844 y de industria manufacturera de 38,470 (Anuario Estadístico de San Luis Potosí).

Por último, haciendo referencia a los desastres ambientales y laborales de los trabajadores de las minas y los pueblos afectados en el Caso de Minera México en Sonora y al reciente derrame en Brasil de presas de desechos mineros, es que nos pronunciamos y exigimos a Usted, la revisión puntual del número de concesiones mineras para repartir el pastel de la recaudación fiscal minera (de impuestos ridículos) hacia los municipios y localidades, sino para la cancelación total y suspensión definitiva en el otorgamiento de estas concesiones y de los megaproyectos eólicos y granjas agroindustriales que afectarán irremediablemente la salud de nuestra agua, tierra, aire y ecosistemas.

Por lo anterior, en nombre de los valores que usted pregona, de la soberanía de nuestros territorios, de la voluntad del pueblo y de los derechos de nuestra Carta Magna, solicitamos atienda las demandas de nosotros jóvenes, lo pedimos en nombre de nuestros abuelos y abuelas y en nombre de aquellos que vendrán después de nosotros y que merecen como todo los mexicanos, condiciones de vida justas, y ello incluye el medio ambiente sano, el abasto de agua y empleos dignos sin la precarización que todas esas empresas traen con sus megaproyectos.

Cedral, San Luis Potosí a 29 de enero de 2019

Tamatsi Colective

El Fruto del Mezquite

Club Astronómico de Cedral

Pbro. Gerardo Ortiz-Parroquia Ntra. Señora de la Asunción de Cedral

 

Fuente : http://www.astrolabio.com.mx/organizaciones-del-altiplano-piden-a-amlo-cancelar-concesiones-mineras-megaproyectos-y-presa-la-maroma/?platform=hootsuite

categorias