aguaparatodxsmx@gmail.com

head-ads1

Notas generales sobre el caso de la contaminación del río Sonora por lixiviados de cobre provenientes de la mina de Cananea del Grupo México.

Diana Luque.

Noticias sobre el riesgo de contaminación del río Sonora por lixiviados de cobre, con contenido de ácido sulfúrico, provenientes de la mina de Cananea las podemos ubicar desde al menos mediados de la década de los 80’s (tal vez antes…). Hay que ubicar que la mina opera desde el S. XIX, pero se ha ido transformando y “modernizando”. Es una mina a cielo abierto, ubicada prácticamente a un lado de un arroyo que llega al arroyo Bacanuchi, afluente del Río Sonora. Hace cerca de 30 años, diversas comunidades locales denunciaron los derrames tóxicos provenientes de la mina. La entonces SEDUE tomó acciones e hizo una clausura parcial de la mina hasta lograr que se reconstruyeran los represos y que se tomaran medidas para evitar los derrames, así como de saneamiento del río.

Actualmente, al parecer la mina ya cambió de propietarios, ahora se llaman Grupo México y cuenta con una “estructura corporativa”. Sin embargo, el accidente ocurrido en días pasados nos indica, en primera instancia, la falta de supervisión de las autoridades ambientales en los procesos de extracción minera. Este caso, una vez más, tiene una gran incertidumbre técnica, falta de información, y sobretodo, falta de acceso a la poca información que pudiera contribuir a generar algún criterio a la ciudadanía. A una ciudadanía, que por cierto, no está organizada alrededor del manejo de su propia cuenca.

“Desde Cananea hasta Banámichi, personal de la mina que derramó el ácido sulfúrico en el río y Cruz Roja entregó en las plazas agua purificada en garrafones a los pobladores, mientras que una pipa de 5000 litros repartió el vital líquido por los hogares.” (Periódico El Imparcial, 12 de agosto de 2014)

“Fue una falla estructural en este pequeño represo que tiene un tubo qu ele da vuelta a esa agua tratando de recuperar todos los residuos de cobre que tengan, se rompió eltubo, entoces en un coco tiempo se vaciaron 40 millones de litros en un pequeño arroyo de agua que se fue al arroyo Bacanuchi y luego al Río Sonora”, menciono ( el delegado de Conagua en Sonora). (Periódico El Imparcial, 12 de agosto de 2014).

Ocultó minera derrame en río. “La empresa (Grupo México) ocultó deliberadamente una falla, que estoy seguro que la empresa detectó días antes” Cesar Lagarda, Delegado de Conagua en Sonora (…) Acusó que Grupo México ocultó el derrame que habría ocurrido desde la noche del martes y que la Conagua sospecha que podrían ser más de 40 millones de litros de solución de ácido sulfúrico, con metales pesados (…) se detectaron metales pesados muy dañinos para la salud como el Arsénico, Cadmio, Aluminio, Fierro y Manganeso, Niquel y Cobre, en una concentración muy por encima de la norma permitida (…) fueron los habitantes de la comunidad de Bacanuchi, a 80 kilometros de la mina, los que avisaron a las presidencias municipales de Cananea y de Arizpe de la emergencia. (Períodico Expreso, 12 de agosto de 2014. http://www.yoexpreso.com/edicionimpresa/20140812/1/page1_zoom.jpg)

Las comunidades locales afectadas (7 municipios de la cuenca del río Sonora) no saben a ciencia cierta sobre el riesgo que esto significa a corto, mediano y largo plazo. Se trató de ubicar el Programa Nacional contra las contingencias hidráulicas, y no fue posible ubicarlo. Llama la atención que en ningún lado aparece el nombre de la mina ni de sus propietarios.

Dada la conocida escasez de agua en el Estado de Sonora, y las serias dificultades que presenta la Cd. de Hermosillo (ubicada en la cuenca baja del río Sonora) para garantizar el derecho humano al agua y al saneamiento, el conflicto derivado del trasvase del río Yaqui a la Cd. de Hermosillo, las tendencias de sequía previstas por el cambio climático, este accidente adquiere tonalidades críticas. Es decir, a pesar de la falta de datos técnicos, sobre lo que realmente significa el volumen derramado, el tipo de químicos, su impacto en la salud humana, y su relación con respecto a la capacidad de resiliencia del río Sonora, dado el contexto actual, es un caso que se convierte en foco rojo nuevamente. Tal vez, en otro contexto, pudiera ser un accidente de fácil arreglo.

Nuevamente, revela la incapacidad del Estado mexicano para garantizar a la sociedad su derecho humano al agua. Y revela, también, que el tipo de desarrollo económico, basado en megaproyectos de corporativos multinacionales, como el de esta mina, rebasa la infraestructura regulatoria de las instituciones públicas actuales, y lo más crítico tal vez, rebasa con mucho, la capacidad ciudadana de las comunidades locales para controlar y regular el acceso a sus recursos naturales (en este caso al más vital, el agua) del cual dependen de manera inmediata sus sistemas alimentarios, sus sistemas de subsistencia. Una nota periodística que aparece en un periódico local de Hermosillo, habla por sí sola: “Los toma por sorpresa corte de servicio de agua”. Es decir, es un estado de indefensión ciudadano generalizado.

ANEXO INFORMACIÓN DE INTERÉS.

“Los toma por sorpresa corte de servicio de agua” (Periódico El Imparcial, 12 de ago. de 14)

http://www.elimparcial.com/EdicionEnLinea/Notas/Sonora/12082014/873823-Los-toma-por-sorpresa-corte-de-servicio-de-agua.html

http://www.conagua.gob.mx/SalaPrensa.aspx?n1=5616&n2=Comunicados

categorias