aguaparatodxsmx@gmail.com

head-ads1

hidroelectrica-imagen

El sistema hidroeléctrico abarcaría territorio de los municipios de Zacapoaxtla, Xochiapulco, Tetela de Ocampo, Nauzontla, Tlatlauquitepec y Cuetzalan del Progreso.

Huauchinango, Pue.- Por ser incompatible con los programas de reordenamiento territorial, ecológico y de desarrollo sustentable de Cuetzalan y Tlatlauquitepec, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) negó la autorización para la construcción del Sistema Hidroeléctrico del río Apulco, el cual una filial de ICA pretendía instalar en seis municipio de la Sierra Norte de Puebla.

La obra rechazada consiste en la construcción de cuatro generadoras de energía: Boca, Diego, Conde y Ana; cuya edificación estaría a cargo de Controladora de Operaciones de Infraestructura, filial de ICA, según la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) cuya aprobación fue negada.

El sistema hidroeléctrico contemplaba abarcar territorio de Zacapoaxtla, Xochiapulco, Tetela de Ocampo, Nauzontla, Tlatlauquitepec y Cuetzalan del Progreso, estos dos últimos con regulaciones específicas para la instalación de este tipo de proyectos, con los que resultaron incompatibles según el resolutivo publicado en la Gaceta Ecológica número 47.

La Semarnat ordenó además archivar el expediente correspondiente a las cuatro generadoras de energía eléctrica “como asunto totalmente concluido”, pero aclaró que ICA tiene 15 días hábiles para impugnar la resolución.

Según la dependencia federal, la empresa además incurrió en varias omisiones, como presentar un incompleto catálogo de la fauna y la flora que sería afectada en las 102.15 hectáreas en que pretendía desarrollar su proyecto, y tampoco dio a conocer un plan para la salvaguarda y reubicación de las especies.

No obstante, el principal impedimento fue la incompatibilidad de las obras que quiere desarrollar ICA con los objetivos de aprovechamiento sustentable y especial contemplados en los programas conservacionistas de Cuetzalan y Tlatlauquitepec.

En el caso de Cuetzalan, la hidroeléctrica afecta la reserva de Bosque Mesófilo de Montaña más grande de la sierra nororiental poblana -–la micro cuenca Cuicatl con unas 5 mil hectáreas-, donde están los manantiales que abastecen a 80 de las comunidades de este municipio y donde se han detectado animales considerados en peligro de extinción, especies amenazadas y otras con estatus de protección especial, como el ocelote, la marta, el tigrillo, la nutria, el jaguarundí, el pécari, el oso hormiguero, entre muchas otras, además de flora y reptiles endémicos y más de 400 especies de aves.

En general, el proyecto está diseñado sobre la Región Terrestre Prioritaria 105, considerada así por la conservación del Bosque Mesófilo de Montaña y la Selva Alta Perennifolia, presente a la altura de los mil 200 metros sobre el nivel del mar. Mientras que el río Apulco está comprendido dentro de la Región Hidrológica Prioritaria número 76 y en la Unidad Biofísica Ambiental 117, llamada Karts-Huasteco Sur.

En la Sierra Norte poblana existen diez proyectos para la construcción de hidroeléctricas en las aguas de los ríos Apulco, Zempoala y Ajajalpan, estos son: Puebla 1; San Antonio; Atexcaco; Xochimalpa; Gaya y Pilotos 1; Boca, Diego, Conde y Ana, concesionados a las empresas Grupo México, Generadora Hidroeléctrica San Antonio, Gaya, Grupo Ferrominero o Minera Autlán, Pilotos, Deselec-Comexhidro y a la subsidiria de ICA.

El sistema hidroeléctrico requería de una inversión de 115.4 millones de dólares para la generación de 65 MW.

 

Fuente: http://m.municipiospuebla.mx/index.php/nota/2016-09-20/interiores/niega-semarnat-autorizaci%C3%B3n-para-hidroel%C3%A9ctrica-en-6-municipios-de-la

 

 

 

 

categorias