aguaparatodxsmx@gmail.com

head-ads1

 BUSCAR

Monterrey, Nuevo León, a 19 de septiembre de 2016

Necesario cancelar asignación de agua del Pánuco para la ZMM: sociedad

civil

– Representantes de la sociedad civil avalan decisión de “el Bronco” de cancelar

temporalmente el proyecto Monterrey VI

– Advierten sobre asignación vigente para el trasvase de aguas del Pánuco a la Zona

Metropolitana de Monterrey

– Señalan que el manejo sustentable de la cuenca es la única opción viable para lograr el

abasto hídrico de la ciudad

El pasado 16 de septiembre, integrantes de diversas organizaciones, redes y colectivos de la

sociedad civil establecieron que la decisión de Jaime Rodríguez Calderón “el Bronco” de cancelar el

proyecto Monterrey VI es un paso en la dirección correcta, no obstante, es insuficiente. “El

gobernador del estado señaló que no se llevará a cabo el proyecto Monterrey VI en el corto o

mediano plazo, aunque no se descarta la construcción del acueducto en el largo plazo. “La

asignación de aguas de la cuenca del Pánuco para la Zona Metropolitana de Monterrey sigue

vigente. Es necesario que se cancele esta asignación para retirar este gran riesgo que pende sobre

los derechos de más de 380 poblaciones indígenas y mestizas potencialmente afectadas en los

estados de San Luis Potosí, Veracruz, Tamaulipas y Nuevo León” manifestó Rosa Esther Peña Soto

de la Coordinadora de Organizaciones Campesinas e Indígenas de la Huasteca Potosina.

Integrantes de la Alianza Mexicana contra el Fracking, la Coordinadora Nacional Agua para Todxs,

Agua para la Vida, la Coordinadora de Organizaciones Campesinas e Indígenas de la Huasteca

Potosina, la Coalición de Organizaciones Mexicanas por el Derecho al Agua y el colectivo No

Fracking en Nuevo León establecieron que el único plan viable para lograr garantizar el abasto

hídrico de la Zona Metropolitana de Monterrey es el manejo sustentable de la cuenca del Río San

Juan en que se encuentra localizada esta urbe. Esto implica tareas para mejorar la eficiencia en el

abasto de agua y controlar las fugas que alcanzan un 28%, protección y rehabilitación de las áreas

verdes al interior y alrededores de la ciudad, proyectos de captación de agua de lluvia, reuso de

aguas tratadas, mayor regulación en uso industrial y fomento a una cultura del uso de agua

sustentable.

Estudios subrayan que existen hasta 22 proyectos alternativos que enfatizan la sostenibilidad

como base de un plan de abasto hídrico para Monterrey. Los activistas señalaron que les parece

preocupante que la cancelación del Monterrey VI conduzca al gobierno del estado a tratar de

realizar explotaciones insostenibles como, por ejemplo, en los mantos freáticos ultraprofundos de

la ciudad, cuya capacidad de recarga es extremadamente lenta.

Por otra parte, Elena Burns de la Coordinadora Agua para Todxs estableció que el proyecto

Monterrey VI es producto de un marco legal que favorece una gestión del agua autoritaria,

arbitraria y susceptible a la corrupción. “Urge cerrar la puerta a obras como ésta que derrochan

energía, agua y capital, por medio de la aprobación de una Ley General de Aguas capaz de cumplir

con el mandato Constitucional de lograr el acceso equitativo y sustentable al vital recurso bajo un

esquema de planeación de cuencas con fuerte participación ciudadana”.

Las organizaciones exigieron a la Conagua la cancelación de la asignación que dio origen al

trasvase, y a la vez demandaron que el gobierno del estado de Nuevo León desista de la

asignación de aguas a ser trasvasadas.

 

Para más información, favor de contactar a:

Alejandra Parás nofrackingnuevoleon@gmail.com 811 176 3726

Francisco Cravioto fcraviotolagos@gmail.com 55 2830 9471

 

 

categorias