aguaparatodxsmx@gmail.com

head-ads1

Jornadas Nacionales en Defensa de la Tierra, el

Agua y la Vida

Con el lema “Si van por todo, lo defenderemos todas y todos”, decenas de organizaciones y

movimientos campesinos e indígenas así como redes en defensa del territorio y los recursos

naturales, sindicatos, organizaciones urbanopopulares, grupos ambientalistas y de derechos

humanos, estudiantes, docentes y diferentes colectivos llamamos a las

Jornadas Nacionales en Defensa de la Tierra, el Agua y la Vida

para contribuir a la construcción colectiva de estrategias y alianzas entre diversas fuerzas

sociales del campo y la ciudad. Las Jornadas arrancaron con un Encuentro en San Salvador

Atenco donde participamos más de 400 delegados y delegadas de 110 organizaciones, de 15

estados de la república y acordamos el siguiente:

Pronunciamiento

Nos lo quieren quitar todo: la tierra, el agua, el aire, la biodiversidad, el patrimonio familiar y

comunitario, nuestros derechos, nuestros sueños, nuestras esperanzas… Desde hace treinta

años las leyes se modifican para facilitar el despojo. Primero los cambios al artículo 27

constitucional que favorecen la privatización del Ejido y la comunidad, luego la Ley Minera que

da prioridad a la extracción de minerales sobre cualquier otra cosa, ahora la reforma

energética que cede el petróleo, el gas y la producción y conducción de la energía eléctrica a

las trasnacionales a la vez que facilita la usurpación de las tierras campesinas por PEMEX, la

CFE y los futuros empresarios de la energía.

La amenaza más reciente es la anunciada reforma del campo, que busca facilitar el pleno

dominio y la venta de las tierras de propiedad social que son aún de ejidos y comunidades. La

expropiación no sólo privatiza sino que destruye el ambiente pues los megaproyectos

contaminan tierras y aguas, arrasan bosques y selvas, agotan o envenenan mantos freáticos,

secan humedales, aniquilan manglares; y trastocan la vida comunitaria provocando tensiones

y conflictos sociales que terminan dividiendo a las comunidades.

No los vamos a dejar, porque con el despojo crece también la resistencia. Nunca en toda

nuestra historia la defensa del territorio y la vida había convocado a tantos mexicanos y

mexicanas. Gente del campo y la ciudad, hombres y mujeres, jóvenes y viejos, indígenas y

mestizos, agricultores y colonos, estudiantes y artistas, pobres, clases medias y hasta algunos

acomodados y ricos que también ven amenazado su modo de vida.

Nos despojan a todos y no sólo a los campesinos y campesinas e indígenas. Por eso en esta

lucha por la vida y contra los proyectos de muerte, todos y todas hacemos falta. Son seis los

ejes de convergencia por la defensa de la tierra, el agua y la vida.

Ejes de la resistencia

Primero.- Defensa del territorio y el patrimonio desde los propios territorios, comunidades y

pueblos.

Segundo.- Defensa de los recursos naturales, su apropiación colectiva y su gestión social con

armonía.

Tercero.- Defensa de la propiedad social de la tierra base del Ejido y la comunidad agraria.

Cuarto.- Defensa de la producción campesina, sustentable y sin transgénicos, soporte de la

soberanía alimentaria y los mercados locales.

Quinto.- Defensa del derecho a la alimentación mediante una alianza ciudad-campo.

Sexto.- Sexto.- Defensa de la vida y la seguridad, de las libertades políticas y los derechos

humanos y de la autonomía de las organizaciones; contra la represión, la criminalización de

las luchas sociales y por la libertad de los presos políticos.

Sin un proyecto de vida no detendremos los proyectos de muerte

Para sumar fuerzas y construir unidad en la acción de pueblos y organizaciones en defensa de

la tierra, el agua y la vida, acordamos seis acciones centrales rumbo al 6 de diciembre, fecha

en que se conmemora los 100 años del encuentro de Zapata y Villa en Xochimilco y de la

entrada de los ejércitos campesinos de sur y del norte a la ciudad de Méxicoenarbolando la

bandera de “Tierra y Libertad”, que hoy nos sigue convocando.

Plan de acción hacia el 6 de diciembre de 2014

Uno. Septiembre-diciembre.- Realizar Asambleas en cada Ejido, comunidad y poblado rural

para difundir este pronunciamiento, informar de las amenazas contra la tierra, el agua y la vida

y declararse en resistencia contra la privatización de la propiedad social de la tierra, los

megaproyectos de muerte y los transgénicos; y para impulsar la organización autogestiva y

comunitaria, mejorar la producción alimentaria y la apropiación social del territorio y sus

recursos.

Dos. Septiembre-noviembre.- Impulsar Encuentros y jornadas estatales en defensa de la

tierra, el agua y la vida.

Tres. Septiembre-diciembre.- Promover activamente la construcción de alianzas amplias con

movimientos, organizaciones, sectores y colectivos clave en la defensa de la tierra, el agua y

la vida.

Cuatro. Septiembre-diciembre.- Emprender una campaña nacional de información y otra de

asesoría jurídica contra las amenazas de las reformas de EPN y en defensa de la tierra, el

agua y la vida. En coordinación con universidades y centros de investigación, llevar a cabo en

las capitales estatales y en la ciudad de México foros académicossociales: “A 100 años del

Encuentro de Zapata y Villa en Xochimilco: significado histórico, lecciones y desafíos para la

defensa de la tierra, el agua y la vida”.

Cinco. 20 de noviembre.- Reunión preparatoria de las jornadas nacionales del 6 de diciembre,

en cada capital estatal y en el Distrito Federal.

Seis. 6 de diciembre.- Jornada nacional de movilizaciones en conmemoración de los 100 años

del encuentro de Zapata y Villa en la ciudad de México, contra las reformas del gobierno de

Peña Nieto y en defensa de la tierra, el agua y la vida. Se acuerda realizar movilizaciones en

cada una de las capitales estatales y una gran marcha y mitin en la capital de la república.

Siete.- Enero 2015.- Encuentros estatales y uno nacional de evaluación y seguimiento de las

jornadas en defensa de la tierra, el agua y la vida.

También se acordó sumarnos a la recolección de firmas para la iniciativa ciudadana de Ley de

Aguas, participar activamente en el Día Nacional del Maíz (29 de septiembre), en el Día de la

Resistencia Indígena (12 de octubre), en la Convención Campesina e Indígena (14 de octubre)

para invitar a sumarse al presente pronunciamiento y plan de acción, y asistir a los actos de

conmemoración de los 100 años del Sindicato Mexicano de Electricistas (27 de septiembre y

14 de diciembre).

Llamamos al Pueblo de México a sumarse al presente pronunciamiento y plan de acción en

defensa de la tierra, el agua y la vida y a decidirse a construir la unidad en la acción de los

movimientos sociales del campo y la ciudad, sin protagonismos y con respeto, desde abajo y a

lo largo y ancho de la geografía nacional, para resistir desde los territorios el despojo y la

privatización, defender los derechos del pueblo y la soberanía nacional, revertir las

contrarreformas estructurales, cambiar al régimen oligárquico y neoliberal e impulsar un nuevo

proyecto de nación.

¡Si van por todo, lo defenderemos todas y todos!

¡Salvemos al campo para salvar a México. Salvemos a México para salvar al campo!

¡Zapata y Villa viven. La lucha sigue!

¡P A R T I C I P A!

categorias