aguaparatodxsmx@gmail.com

head-ads1

 BUSCAR

024n1est-1

Cristina Gómez Lima
Corresponsal
Periódico La Jornada
Domingo 10 de julio de 2016, p. 24
Aconchi, Son.

Habitantes de zonas aledañas al río Sonora, afectados por el derrame de 40 mil millones de litros de sulfato de cobre acidulado provenientes de la mina Buenavista del Cobre, condenaron este sábado que Grupo México y Germán Larrea permanezcan impunes, a pesar que reconocieron su responsabilidad del mayor desastre ambiental del país, ocurrido el 6 de agosto de 2014.

Afectados se reunieron con activistas y académicos en un salón del ayuntamiento de Aconchi, donde acordaron unir esfuerzos para obligar a la minera a cumplir los convenios y resarcir los daños, entre los cuales se halla el financiamiento de 28 plantas potabilizadoras de agua, pues a casi dos años del derrame, sólo se ha terminado una.

Manifestaron su inconformidad ante la escasez de agua potable y actividades productivas en siete municipios aledaños al río Sonora, pues las plantas potabilizadoras que eran parte del fideicomiso con Grupo México no funcionan debido a la falta de pagos de energía eléctrica.

El consorcio minero y su directivo Larrea han incumplido todos los puntos importantes para la sociedad, incluyendo la limpieza del río, la instalación de plantas potabilizadoras con la tecnología para filtrar metales pesados, la construcción de una clínica para atender a los afectados; sin embargo, no han sido sancionados y nadie fue juzgado por las vías penal o administrativa, recalcó el abogado Luis Miguel Cano.

 

Leer completo en fuente origen: http://www.jornada.unam.mx/2016/07/10/estados/024n1est

categorias