E-Mail: aguaparatodxsmexico@gmail.com

head-ads1

 BUSCAR

screenshot_2

Veracruz, Ver.- Las movilizaciones del Sistema de Agua y Saneamiento Metropolitano (SAS) no se detienen; ayer cientos de ex trabajadores y sus familias marcharon desde las instalaciones centrales del SAS ubicadas en la avenida Cristóbal Colón hasta el zócalo del puerto de Veracruz.

A pesar de que desde hace tres días fue liberada la Planta Potabilizadora El Tejar, el suministro de agua aún no está al 100 por ciento en la zona conurbada y lugares como Chivería o el centro histórico siguen sin tener el vital líquido después de una semana.

La dirigente del sindicato teniente José Azueta, Angélica Navarrete Mendoza, aseguró que 32 trabajadores del SAS –que ya fueron cesados– se encargaron de reparar la planta potabilizadora y dejarla funcionando en su totalidad para brindar el servicio y además ser entregada al Grupo Metropolitano de Agua y Saneamiento (MAS), empresa mixta que se hará cargo del servicio de agua los siguientes 30 años derivado de una concesión.

“La planta ya está trabajando; lo que queremos nosotros es entregarlas para que ya se haga cargo el Grupo MAS; ellos salieron corriendo, están demostrando su incapacidad para operar la planta, que es algo importante porque surte agua al 70% de la población de Veracruz, Boca del Río y Medellín”, explicó.

Navarrete Mendoza afirmó que el acuerdo era la llegada del arquitecto Francisco García Barradas, encargado de operación hidráulica del extinto Grupo MAS, pero nunca se presentó al punto.

Añadió que esperan que el Grupo MAS pague a los ex trabajadores del SAS al menos la catorcena que está corriendo ya que están laborando con normalidad en sus turnos establecidos para que el servicio esté al cien por ciento.

Navarrete Mendoza indicó que el grupo ha demostrado no tener capacidad para operar la planta por lo que esto podría ser un riesgo para la ciudadanía en un futuro.

La secretaria general del sindicato Teniente José Azueta aseguró que ya prepararon mil 280 demandas por despido injustificado para presentarlas ante la Junta de Conciliación Aarbitraje del estado de Veracruz.

Su exigencia es ser reinstalados en sus puestos de trabajo.

Versión oficial

El alcalde de Veracruz y quien fungiera como presidente del Órgano de Gobierno del SAS, Ramón Poo Gil, argumentó que no se ha tomado posesión de la planta potabilizadora porque Navarrete Mendoza se niega a hacer el proceso de entrega recepción por la vía legal.

El presidente municipal expresó que la propuesta es realizar una revisión máquina por máquina y ante un Notario Público que de fe de los hechos para evitar cualquier tipo de situación de malentendido en la planta potabilizadora.

“Que acepte ella que se haga una entrega recepción como lo estoy comentando, el problema no es si está al 100 por ciento o no, ella quiere entregar las llaves y ahí te ves y en el proceso ver cómo dejaron, ya hemos visto que a ella no le interesa surtir agua a los veracruzanos, podrían dejar alguna máquina mal funcionando y podría meter en problemas en funcionamiento de la planta”, afirmó.

Contrario a los dichos de la secretaria general del sindicato, Poo Gil indicó que una de las bombas de la planta potabilizadora “El Tejar” no está funcionando adecuadamente.

Poo Gil señaló que temen se repita el sabotaje que trabajadores sindicalizados del extinto SAS realizaron en las bombas de la planta de tratamiento de Aguas Residuales en la zona norte de Veracruz, que provocó miles de litros de agua totalmente contaminada fueran a dar crudos a las aguas del Golfo de México.

Mesa de negociaciones

propone diputado

El secretario de la comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara de Diputados, Ariel Juárez Rodríguez, propuso la instalación de una mesa de negociaciones en la que participen las partes involucradas en el conflicto laboral con los trabajadores sindicalizados del extinto Sistema de Agua y Saneamiento (SAS).

El legislador federal anunció que se presentó un punto de acuerdo en el pleno de la Cámara de Diputados para exigir que se respeten los derechos laborales de los trabajadores sindicalizados del extinto SAS.

El diputado federal dijo que su presencia en la manifestación de los trabajadores sindicalizados fue porque una comisión acudió a la Cámara de Diputados a solicitar el apoyo ante el despido de que serían objeto por la entrega de la concesión del agua al Grupo MAS.

El representante popular criticó que los seis diputados locales de la zona conurbada no hayan atendido la solicitud de apoyo de los sindicalizados del extinto SAS.

“No hay una atención del presidente municipal, no hay una atención del Congreso del Estado, no hay una atención del Gobierno del Estado, ¿cuál es la otra instancia a la que tuvieron que ir a ver? El Congreso de la Unión”, subrayó.

Ariel Juárez Rodríguez opinó que el despido de los trabajadores resulta injustificado, ya que la materia de trabajo continúa subsistiendo.

Además, Juárez Rodríguez criticó los resultados que ha dado Aguas de Barcelona a los usuarios de Saltillo, Coahuila, donde tiene la concesión del servicio de distribución del líquido al igual que ahora en conjunto con Odebrecht Ambiental en los municipios de Veracruz y Medellín de Bravo.

“No los pueden desconocer ni correr (…), lo que haremos nosotros será estar siendo mediadores, pidiendo que tengan el trato digno y respetuoso de acuerdo a la Ley Federal del Trabajo, no se está extinguiendo la materia de trabajo, se está otorgando una concesión a dos empresas que tienen serios problemas de corrupción y ahí está el tema de Saltillo, Aguas de Saltillo”.

 

Fuente: http://www.jornadaveracruz.com.mx/Post.aspx?id=160726_053726_846

categorias