aguaparatodxsmx@gmail.com

head-ads1

 BUSCAR

La Constitución CDMX omite la participación ciudadana en la toma de decisiones sobre el agua exigida por la Constitución Federal y por instrumentos internacionales.

La opacidad de las negociaciones entre SACMEX y el Banco Mundial presumidas en Resilient Cities, pero oficialmente negadas, son señal de las tendencias antidemocráticas detrás de la “autonomía de gestión” del sistema de agua propuesta por la Constitución CDMX.

La asociación con Veolia anunciada por Mancera implicaría adquirir compromisos con la empresa responsable por el envenenamiento de los habitantes de Flint, Michigan, y cuya concesión fue terminada en su ciudad de origen, París, debido a costos excesivos, distribución inequitativa y falta de inversión.

Organismos internacionales advierten de los riesgos de los esquemas propuestos, y expresan su apoyo a los intentos por parte de Agua para Tod@s por transparentar las negociaciones anunciadas.

 

El proyecto “Resilient Cities” anunciado el 6 de septiembre por el Jefe de Gobierno del CDMX, Miguel Angel Mancera, revela el esquema excluyente y privatizante del agua que la Constitución CDMX busca garantizar, al poner la gestión del agua en manos de una entidad autónoma carente de mecanismos de participación o revisión ciudadana, y abierta a la ingerencia de empresas privadas.

 

Mientras que la Constitución Federal en su artículo 4º[1] exige la participación de la ciudadanía junto con los tres niveles de gobierno para asegurar el acceso equitativo y sustentable al agua, la que se propone para CDMX otorgaría la gestión del agua a una entidad autónoma sin mecanismo de participación ciudadana, dejando abierta la puerta al tipo de asociaciones con empresas privadas como las que Mancera anuncia en el proyecto Sustainable Cities.   Los esquemas anunciados revelan la deficiencia de la propuesta constitucional que “prohib(iría) toda forma de privatización del agua”, sin prohibir la ingerencia y control de privados sobre su gestión.

 

Después del anuncio por parte del Jefe de Gobierno el 21 noviembre 2015 de un próximo préstamo de $10 mil millones por parte del Banco Mundial, Velazquez por parte de la Coordinadora Agua para Tod@s ha realizado gestiones infructuosas frente a la Jefatura de Gobierno, el Instituto de Acceso y Transparencia de la Información de la Ciudad de México y al Juzgado Primero de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México, dado que generalmente estos préstamos están condicionados a la apertura a esquemas privatizantes.

 

En todos estos casos se ha negado la existencia de información alguna sobre las negociaciones entre el Gobierno de la Ciudad de México y el Banco Mundial.  “La opacidad del Gobierno de CDMX en torno a los acuerdos con organismos externos es causa de sospecha de los posibles negocios que podrían estar detrás”, advierte Alejandro Velazquez de Agua para Tod@s.  Esta opacidad contraviene la recomendación del propio Banco Mundial en su informe “Agua Urbana en el Valle de México” (BM 2013) de asegurar una amplia y profunda discusión pública de estos esquemas, antes de intentar de implementarlas.

 

Las negociaciones con el Banco Mundial, confirmada nuevamente por Mancera en Acción 2.2.2.1 de Resilient Cities, conciernen la gestión de 320 pozos, 16 manantiales, 16 entregas de agua en bloque, 17 presas, 26 plantas de bombeo, 26 tanques, 90 estaciones de transferencia, 52 estaciones de presión, 13 líneas de conducción y el equipamiento de 1174 sistemas de telemetría, así como la construcción y rehabilitación de plantas potabilizadoras.

 

Según la carta enviada por la Internacional de Servicios Públicos apoyando a la demanda de Agua para Tod@s para transparentar las negociaciones con el Banco Mundial (anexo), “está ampliamente documentado que, bajo arreglos de este tipo, las corporaciones priorizan los aspectos más lucrativos de la administración del agua a tal medida que incumplen con sus obligaciones contractuales—resultando en altas tarifas, patrones inequitativos de distribución y cortes arbitrarios.”

 

La asociación entre SACMEX y la empresa Veolia propuesta por Mancera en Acición 2.2.6. de Sustainable Cities implicaría mayores compromisos con esta empresa la cual ha sido demandada penalmente por el Fiscal General de Michigan por fraude y negligencia en el sonado caso del envenenamiento del agua en la ciudad de Flint. Cabe mencionar que el gobierno de Paris puso fin a la participación de Veolia en la gestión de su agua, al descubrir cobros excesivos, políticas inequitativas de distribución y falta de inversión.   Veolia actualmente maneja la base de datos, medición, facturación, cobro, cortes y quejas por parte de SACMEX en gran parte de CDMX, y está propuesta, según los anuncios de Mancera, a identificar, junto con la empresa Risk Management Services, de Silicone Valley, California, las “oportunidades para la construcción de resiliencia hídrica…en la zona de influencia de los mega proyectos” en CDMX, para así “contribuir a tener un sistema de gestión de recursos hídricos más robusto”.  Las concesiones otorgadas por SACMEX a Veolia hasta la fecha han incluido incrementos anuales en las metas de cortes a realizar en los servicios de usuarios.

 

“El Gobierno CDMX opera en sentido contrario a los avances mundiales.  Hasta la fecha, 295 ciudades en el mundo han puesto fin a la participación privada en sus sistemas de agua después de sufrir problemas con empresas como Veolia,” afirma el Dr. Pedro Moctezuma Barragán, de la Universidad Autónoma Metropolitana, la cual realizó un Simposio Internacional analizando el impacto de los esquemas privatizantes del agua a nivel mundial en noviembre 2015.

 

Finalmente, advierten que el anunciado “Fondo del Agua”, el cual tendría ingerencia en los sistemas de abastecimiento sería manejada por fundaciones formadas por empresas con fuertes intereses en el sector, como son Femsa (refresqueras) y Grupo Kaluz (Mexichem), sin contar con mecanismos de legítima participación ciudadana.

 

Frente a estas amenazas, Agua para Tod@s  exige que el Gobierno CDMX  transparente de inmediato, y ponga a discusión pública, el contenido de sus negociaciones y acuerdos con el Banco Mundial, Veolia, Risk Management Services, Banamex, Fundación FEMSA, Fundación Kaluz y cualquier otra empresa o entidad ajena con la cual está coordinándose en torno a la gestión del agua, y que la Constitución CDMX contenga mecanismos para garantizar una verdadera participación y contraloría ciudadana en la gestión del agua, cerrando la puerta a cualquier gerencia o control por parte de empresas u organismos externos.

 

Para mayor información, contacta Agua para Tod@s:

Alicia Sánchez:   5550620443 (cel)

Natalia Lara:   5539070592 (cel)

[1] “Toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible.  El Estado garantizará este derecho y la ley definirá las bases, apoyos y modalidades para el acceso y uso equitativo y sustentable de los recursos hídricos estableciendo la participación de la Federación, las entidades federativas y los municipios, así como la participación de la ciudadanía para la consecución de dichos fines.”

categorias