aguaparatodxsmx@gmail.com

head-ads1

En torno a las investigaciones sobre el agua

Solicitan a rector de la UNAM realizar un pronunciamiento

Protestan académicos y piden que la iniciativa sea sometida a debate

Emir Olivares Alonso

Periódico La Jornada

Jueves 5 de marzo de 2015, p. 41

Académicos de institutos de investigación de la Universidad Nacional
Autónoma de México (UNAM) advirtieron que la iniciativa de Ley General
de Aguas –aprobada ayer por las comisiones unidas de Agua Potable y
Recursos Hidráulicos de la Cámara de Diputados, que hoy podría ser
analizada por el pleno– violenta la libertad de investigación sobre
este recurso natural.

Lo anterior, debido a que esta ley daría a la Comisión Nacional del
Agua (Conagua) la facultad para dar el visto bueno a las
investigaciones, es decir, si este organismo no lo autoriza los
científicos o estudiantes no podrán realizar trabajos al respecto.

Por ello, casi 50 investigadores de la UNAM –de los institutos de
Investigaciones Jurídicas, de Geología y Geografía (IIJ)– solicitarán
al rector de la casa de estudios, José Narro Robles, que en la medida
de sus posibilidades realice un pronunciamiento contra esta ley y
exija que la iniciativa se someta a debate antes de que sea aprobada.
Asimismo, convocaron a directivos de otras casas de estudios del país
a sumarse a las protestas contra la iniciativa.

El grupo de científicos se reunió ayer en la sede del IIJ para
discutir las limitantes que esta iniciativa pone a la investigación
sobre el agua.

Joel Carrillo, del Instituto de Geografía, indicó que si la iniciativa
se aprueba sin modificaciones habrá dos problemas: por un lado, una
velada prohibición para realizar trabajos e investigaciones en torno
al recurso hídrico si no se cuenta con el aval de la Conagua, y por el
otro que la calidad del agua que consumen los mexicanos se vea
afectada.

Hoy tenemos la libertad de hacer nuestros trabajos como deseamos, pero
si se aprueba esta ley tendremos que pedir permiso a esa instancia
gubernamental, y es un hecho que no lo dará ante trabajos críticos,
enfatizó.

La iniciativa aprobada en comisiones ayer fija multas hasta por 50 mil
salarios mínimos a quienes realicen investigación sin el visto bueno
de la Conagua.

La segunda preocupación de los universitarios fue sobre la calidad del
recurso, pues no se respetará si se aprueba la ley. Se permitiría que
el líquido pueda ser dañado con todo tipo de contaminantes (como
arsénico, cloruro, plomo, manganeso y otros), siempre y cuando los
niveles de éstos no rebasen las normas.

Otro elemento de gravedad es que ya existen proyectos de megaciudades
para las cuales se tendrían que usar mantos acuíferos que están a
miles de kilómetros de distancia, lo cual perjudicaría los sitios de
los que se extrae el recurso y a las megaurbes.

El dictamen aprobado no contempla, lamentó, modificar los consejos de
cuenca, donde es inexistente la participación social, pues 60 por
ciento del esquema de manejo recae en industriales y agricultores
organizados y prácticamente no hay participación ciudadana.

http://www.jornada.unam.mx/2015/03/05/sociedad/041n2soc

categorias