aguaparatodxsmx@gmail.com

head-ads1

 BUSCAR

Por: Eduardo Sánchez
Sí, es de cuidado. Es un peligro latente y un riesgo para la salud pública. Es la misma empresa que opera también en Sinaloa: Minera Río Tinto S.A. de C.V. Su última historia recuenta al menos cuatro muertos y decenas de desaparecidos y la contaminación por lixiviados de cianuro y otros químicos tras el derrumbe de una represa de jales que corrió a los cuerpos de agua del Río Tubares, en Chihuahua, el cual descarga en el Río Fuerte que alimenta las presas Huites, la Miguel Hidalgo y Costilla y la Josefa Ortíz de Domínguez.
La mina está enclavada en Chihuahua, en lo alto de la sierra, en los límites con el municipio de Choix. Los químicos altamente venenosos que se utilizan en la extracción de metales preciosos cayeron al río Tubares y fluyeron a los vasos de las presas de donde pasaron al río Fuerte. Los venenos se detectaron ya a la altura de Charay, El Fuerte, en un monitoreo que realizó el laboratorio IBC Analytic México, S.A. de C.V. El resultado del estudio fue entregado a Bernardino Antelo Esper, vocal ejecutivo del CEAPAS, y a las autoridades de la Conagua.
El agua sí contiene altos porcentajes, más allá de los stándares normales, de cianuro, arsénico, níquel y cobalto. Criminalmente los resultados de los estudios del laboratorio que tiene su sede en Los Mochis, en la Universidad Autónoma de Occidente -antes UdeO-, han sido ocultados. Y se le miente a la población.
El agua contaminada fluye río abajo y aún se desconoce si las autoridades han instalado algún sistema de emergencia para impedir, que el agua envenenada con cianuro, llegue a las plantas de agua potable de los municipios de El Fuerte y Ahome. Los sistemas “limpieza” o purificación de las Juntas de Agua Potable carecen de equipo para “quitar” estos químicos altamente tóxicos al agua para consumo humano.

Las cínicas complicidades

Las complicidades generan sospechas. Sobre todo porque la manifestación de impacto ambiental (MIA) de la mina ubicada en la Cieneguita Municipio de Urique ya estaba vencida en el 2016 y la nueva o la ampliación había sido presentada, según consta en la Gaceta Ecológica que emite la SEMARNAT, a través de su Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental el 21 de mayo del 2018 a unos pocos días del accidente.

Las irresponsabilidades se hacen evidentes. El fallido o inexistente plan de manejo de residuos mineros lo confirman.

En el listado de ingreso de proyectos y emisión de resolutivos derivados del procedimiento de evaluación de impacto ambiental publicado el 24 de mayo en DGIRA025/2018, se da por presentado el proyecto denominado “Explotación y Beneficio de Mineral La Cieneguita Segunda etapa”.

Pero y los dos años anteriores ¿Hubo o no manifestación de impacto ambiental y supervisión y revisión de la mina por parte de las autoridades?. ¿Fue el accidente en la fecha en la dicen que sucedió o se difirió para empujar la manifestación de impacto ambiental y acallar voces?

Por lo pronto la gaceta ecológica en su página cuatro establece que “el proyecto contempla la explotación minera, el servicio es la producción de minerales como oro, plata, plomo y zinc para los diferentes usos”.

Y agrega: “Se trata de una ampliación al proyecto en operación, al que se requiere de incorporar el proceso de lixiviación dinámica, una área para disposición de jales en seco y tepetate, un área para disposición de secado de colas y aumentar el volumen de proceso a 3,000 toneladas diarias. Con una superficie total solicitada para autorización en materia de impacto ambiental de 269,822 m2, el proyecto se ubica en el municipio de Urique, estado de Chihuahua”.

Muerto el niño se taparía el pozo. La duda queda: ¿operó o no sin impacto ambiental vigente esa mina?

Escándalos que corrieron al río

La empresa Minera Río Tinto SA de CV tiene multas impuestas por Profepa en su haber por no contar con las manifestaciones de impacto ambiental en la planta metalúrgica beneficiadora y comercializadora de metales ubicada en la carretera Choix a la presa Huites.

Está incluida en la denuncia pública por el portal “Animal Político” dentro de las empresas beneficiadas con apoyos y créditos del Fideicomiso de Fomento Minero de la Secretaría de Energía y que no cumplieron con sus pagos de impuestos por la extracción y venta de metales y minerales en el año 2016.

El observatorio de conflictos mineros de América Latina denuncia que Autoridades de los tres niveles de gobierno son cómplices en el accidente de la mina de Urique y que además ocultan la contaminación provocada por el derrame de los desechos peligrosos.

En su reporte publicado en la página https://www.ocmal.org/ autoridades-son-complices-de- minera-rio-tinto-ocultan- contaminacion/ y de acuerdo con un comunicado de la Red Mexicana de Afectados por la Minería, los representantes de estas empresas tienen historiales de incumplimientos por todo el país así como antecedentes de desastres ambientales.
“Carlos Ayub Touché, chihuahuense que funge como representante de la empresa en México, quien además de haber ostentado la presidencia de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, es un personaje igual de obscuro que su colega Germán Larrea, dueño de Grupo México (GM), una de las empresas más galardonadas por el gobierno mexicano, a pesar de las decenas de conflictos que tiene a lo largo y ancho de todo el país por incumplimientos, huelgas de trabajadores, desastres ambientales, contaminación y daños a la salud”, aclaran.

Pero además en la MIA de ese proyecto, el que venció en 2016, se advierte en la página 18 que no habrá construcción de presas de jales porque no habría confinamientos de esos materiales. ¿Qué fue entonces lo que se derramó, algunos tanques de lixiviados?

La Red no es escuchada

La contaminación ya llegó la Presa Huites y a las otras presas y pone en peligro no solo la salud de los habitantes de Chihuahua sino de los municipios de Choix, El Fuerte y Ahome en el estado de Sinaloa.
De acuerdo con el comunicado de la Red Mexicana de Afectados por la Minería del 07 de junio del 2018 (http://www.remamx.org/2018/ 06/comunicado-rema-nuevo- atentando-minero-contra-la- vida ), se opera una trama de complicidades que afectan la vida y el medio ambiente.

“Estamos ciertos de que ahora, a esta trama de horror, se ha sumado ya el desgastado, negligente, tenue y demás tonterías de: “no contaminó y todo está controlado”, que suele acompañar el discurso de la “institucionalidad”, encabezada por PROFEPA, SEMARNAT, CONAGUA, el gobierno del estado de Chihuahua y las demás instituciones federales serviles a los intereses de estos empresarios nefastos y de este modelo minero extractivo depredador. Anunciarán una supuesta “restitución de los daños”, con lo cual nuevamente la impunidad será la gran expresión de injusticia”.

La exigencia desapercibida

En el comunicado de REMA hacen un llamado para actuar y evitar omisiones criminales que pudieran afectar a la población en general.

“Demandamos de forma inmediata se avise a la población de la zona sobre los peligros y riesgos que sufrirá, por la derrama de los jales tóxicos que van descendiendo por Río Tubares, que descarga sus aguas en el Río Fuerte, el cual, tiene tres presas en los municipios de Choix (Luis Donaldo Colosio) y en El Fuerte (Miguel Hidalgo y Josefa Ortiz de Domínguez). Esas presas irrigan y abastecen de agua todo el norte de Sinaloa (Valles del Fuerte, Carrizo)!”.

De la misma manera exigen a las autoridades no proteger a esos empresarios de la Minera Río Tinto SA de CV que también tienen sus fueros en la entidad.

“¡Exigimos que Profepa y Conagua dejen de enviar información falsa para proteger los intereses de la empresa! ¡Exigimos el cierre irreversible de la mina de la empresa río tinto en Urique, Chihuahua y medidas enérgicas de rendición de cuentas y control y reparación de los daños ya causados en la región!”, asentarían.

Ay Choix, ay Norte

La minera Río Tinto maniobra en Sinaloa. No hay duda. El reloj sigue caminando. Son dos proyectos la “Operación y Mantenimiento” de la mina Santa Anita, ubicada dentro del Predio Santa Anita en el Ejido Lo de Castro, municipio de Choix, Sinaloa. Y la “operación y mantenimiento de una planta metalúrgica beneficiadora y comercializadora de metales denominada Minera Río Tinto, SA de CV & Minera Loomex, SA de CV” con ubicación en carretera Choix-Huites, km 6. Choix, Sinaloa, según los datos del MIA.

Se trata de procesar una mina subterránea de minerales metálicos como el plomo y el zinc que en el programa minero del estado se presenta como proyecto “El Rosario”.

Con su historial, Minera Río Tinto SA de CV solo tiene calidad moral para seguir en la ruta de la desgracia, pero ahora con la complicidad o no de autoridades de Sinaloa. Conagua y su titular José Antonio Quintero Contreras tendrá primero la palabra. ¿Mantendrá la versión de que nada pasa. De que no hay contaminación en laS aguas del Río Fuerte y sus presas o resolverá no seguir respaldando a la empresa minera?

La prueba aquí en Proyecto 3

Proyecto 3 obtuvo copia de los estudios de laboratorio en los que salió a relucir la contaminación de la presa Huites hasta el río Fuerte, a la altura de Charay. El resultado del estudio –se desarrolló en 5 zonas- salió el 12 de junio y fue entregado a la CEAPAS y a la Conagua.

El resultado es alarmante… Todas las autoridades callan. (proyecto3.mx)

categorias