aguaparatodxsmx@gmail.com

head-ads1

Día Contra las Hidroeléctricas

http://www.imagendelgolfo.com.mx/resumen.php?id=41055475Xalapa – 2015-03-13 16:02:31 – Rosalinda Morales / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

Este sábado 14 de marzo se celebra el Día internacional de lucha en contra de la instalación de presas e hidroeléctricas porque contaminan, y ponen en riesgo de inundaciones poblaciones circundantes. El grupo ambientalista La Vida, del que forma parte el activista, Guillermo Curiel, pone de manifiesto que en Veracruz siguen en marcha 112 proyectos de presas hidroeléctricas.

Uno de los proyectos más importantes en Veracruz para frenar la instalación de una Hidroeléctrica se da desde hace dos años en Jalcomulco, donde éste sábado se celebrará el día Internacional de Lucha contra Presas e Hidroeléctricas.

Allí hay un campamento de defensores del río, que hace colecta de alimentos para sostenerse. Ya que vigilan día y noche que no entre maquinaria a iniciar trabajos y corrieron desde el año pasado a los trabajadores de la empresa Brasileña Odebrecht.

En la Sierra de Zongolica está a punto de empezar a operar la primera de ellas, en la confluencia de los municipios de Zongolica, Mixtla de Altamirano y Texhuacan, afectando a poblaciones nahuas de esa sierra.

Hay proyectos de presas sobre el río Bobos – Nautla, el río Pescados – La Antigua y el Blanco. De realizarse estos proyectos, afectarán indudablemente los ecosistemas fluviales, lo cual a su vez tendrá impactos sobre las economías locales y los estilos de vida de muchas poblaciones indígenas y campesinas, violando diversos derechos individuales y colectivos, y contraviniendo el Convenio 169 de la OIT.

No se justifican los proyectos hidroeléctricos actualmente porque ya existe suficiente capacidad instalada de generación de electricidad, aunque ciertamente hay que pensar a futuro y adoptar modelos sustentables de producción/consumo de energía.
Debe priorizarse la transición hacia estilos de vida con menor requerimiento de energía y evitar, a toda costa, la afectación de ecosistemas en aras del negocio de producción de energía. Muchas comunidades y organizaciones están movilizándose en defensa de los ríos, como en otras regiones del país y del mundo.

OTROS MUNICIPIOS QUE TIENEN AVAL DE SEMARNAT

Los municipios donde se ha aprobado de forma ambiental la instalación de plantas hidroeléctricas son Coatepec, Xico, Jalacingo, Zongolica, Altotonga, Tatatila, Las Minas, Mixtla de Altamirano, Texhuacán, Fortín, Córdoba, Amatlán de los Reyes, Ixtaczoquitlán, Yanga y Cuichapa.

De acuerdo con documentación de la delegación federal de la Semarnat en Veracruz, en el caso de Coatepec, la hidroeléctrica se ubicará en el río Matlacobatl y la MIA fue evaluada por la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental (Dgira), de dicha dependencia federal en la ciudad de México, al proyecto presentado por la empresa Constanza Energética, SA de CV.

El proyecto aprobado con oficio No. S.G.P.A./DGIRA.DG.07787, de fecha 29 de octubre de 2013, a dicha empresa, se registró como «Dimensionamiento inicial de un sistema de generación hidroeléctrica sobre el río Matlacobatl, en el estado de Veracruz», y es para la construcción y operación de un sistema de generación hidroeléctrica con una media anual de 125.036 MWH.

Para el caso de la hidroeléctrica que se tiene contemplada en terrenos del municipio de Xico y Coatepec, la Dgira de la Semarnat autorizó la MIA al proyecto «Dimensionamiento del sistema de generación hidroeléctrica isletas, a ubicarse en los municipios de Coatepec y Xico» a la empresa Perseveranza Energética, SA de CV.

Este proyecto es para la construcción y operación de una planta generadora de energía hidroeléctrica con una generación y transmisión media anual de 84,884.4 WMH, la resolución de la Semarnat fue mediante el oficio número SGPAR/DGIRA/DG 01401 de fecha 28 de febrero de 2013.

Otros cuatro proyectos más de «minihidroeléctricas» fueron aprobados por Semarnat en oficinas centrales. Además de estas dos, como las clasifica la Semarnat, la Dgira en oficinas centrales autorizó otros 4 proyectos para instalar dicha infraestructura de generación de energía eléctrica. El primero de ellos es el «Proyecto Escalona Generación de Electricidad, el cual es a favor de la empresa Energía Escalona S de RL de CV, y se desarrollará en el municipio de Tatatila.

Ahí será necesario el cambio de uso de terrenos forestales de una superficie de 02-54-07 hectáreas, de un total de 10-83-69, para la construcción de una planta para generación de energía hidroeléctrica con capacidad nominal de 9 MW.

La resolución se emitió con oficio número SGPA/DGIRA.DG.0545.09, de fecha 20 de febrero de 2009. El segundo proyecto aprobado en oficinas centrales es el «Proyecto Hidroeléctrico Veracruz, a favor de la empresa Electricidad del Golfo S de RL de CV., el cual se desarrollará en Mixtla de Altamirano, Texhuacán y Zongolica.

Para tal efecto, se requiere el cambio de uso de terrenos forestales de una superficie de 13-23-58.364 hectáreas, para la construcción de una planta para generación de energía hidroeléctrica con capacidad nominal de 42 MW.

La resolución para dicho proyecto fue emitida con oficio número SGPA/DGIRA.DG.6125.09 de fecha 09 de octubre de 2009, y con oficio número SGPARN.03.FS.CUS/2019, de fecha 21 de mayo de 2010, el cambio de uso de suelos y terrenos forestales (CUSTF).

La tercera autorización fue el Proyecto Hidroeléctrico El Naranjal a favor de la empresa Agroetanol de Veracruz, S de RL de CV, e cual se desarrollará en los municipios de Fortín, Córdoba, Amatlán de los Reyes, Ixtaczoquitlán, Yanga y Cuichapa.

Lo anterior constituye el permiso ambiental para la construcción de una central hidroeléctrica para obtener una potencia de 360 MW. Y una generación neta media anual de 676 GWH. La resolución se emitió con oficio número SGPA/DGIRA.DG.0016.10, de fecha 08 de enero de 2010.

El cuarto proyecto aprobado por la Dgira es el «Hidroeléctrico Mixtla», aprobado en favor de la Compañía de Energía Mexicana, SA de CV., para desarrollar en los municipios de Texhuacán, Mixtla y Zongolica.

Se requiere cambio de uso de terrenos forestales de una superficie de 13-26-05.85 hectáreas, para la construcción de planta hidroeléctrica. La resolución salió con oficio número S.G.P.A./DGIRA.DG.4594.10, de fecha 29 de junio de 2010

¿QUÉ ES UNA PRESA?

Una presa o represa es un lago artificial que se forma al construirse un muro grueso que interrumpe el curso de un rio, con el fin de controlar el caudal de agua o almacenarla, estas brindan muchos beneficios como la energía eléctrica, el almacenamiento de agua para su consumo, en la industria, para el riego de los campos y regula zonas de inundación; sin embargo estos beneficios pueden tener un alto costo social y ambiental.

Existen en el mundo 45.000 presas en actividad y 1.400 en construcción, de acuerdo con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) estas se encuentran en los primeros lugares de la lista de infraestructuras peligrosas para el medio ambiente. Estos grandes depósitos artificiales provocan río abajo, perdida del volumen de agua, reducción de la cantidad de peces nativos y efectos sobre los humedales y las pesquerías ribereñas, así como también, una de las principales causas por la cual la mayoría de los ríos más grandes del mundo están perdiendo su conexión con el mar.

EL CASO JALCOMULCO

El año pasado 500 campesinos corrieron a trabajadores de la subsidiaria de Odebretch. Desde esa fecha montaron un campamento a un costado del río.

En marzo de 2013, el Congreso local aprobó la construcción de una presa sobre el río La Antigua para abastecer a la zona metropolitana de la capital del estado. También aprobó construir una central hidroeléctrica que aprovecharía la presa.

Odebrecht presente en 10 países de América Latina y el Caribe, planeó iniciar los trabajos de exploración en enero de 2014, y a mediados de ese año tener las obras en pleno desarrollo.

En Veracruz, la multinacional participa en la construcción de la segunda fase del gasoducto Los Ramos-Techint-Arendal y en el proyecto petroquímico privado Etileno XXI, ambos con una inversión de 4 mil 400 millones de dólares.

El proyecto ha sido cuestionado desde que surgió, por su incosteabilidad y por los daños ambientales que generaría, dice Hipólito Rodríguez Herrero, integrante del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social-Golfo.

“Van a captar agua de una zona ubicada 500 metros sobre el nivel del mar para llevarla a un lugar a mil 500 metros sobre el nivel del mar; de Jalcomulco –que alimenta el río La Antigua– a Xalapa. Bombear agua de un lugar tan bajo a uno tan alto implica un costo energético sumamente alto”, afirma el especialista en desarrollo sustentable.

“Van a quitar agua a una cuenca que la necesita para sus procesos naturales. Ese costo ambiental también es social: van a despojar a la gente de un recurso necesario para sus actividades económicas, agropecuarias y turísticas.

IMPACTOS MUNDIALES NEGATIVOS DE LAS PRESAS E HIDROELÉCTRICAS

Otro de los impactos fuertes de los embalses es la inundación de grandes extensiones de tierra y con ello la pérdida de plantas y animales; así mismo las represas constituyen una de las principales causas directas e indirectas de la pérdida de millones de hectáreas de bosques, quedando sumergidas bajo el agua y en descomposición, emitiendo grandes volúmenes de dióxido de carbono y de metano, gases de efecto invernadero que aportan al calentamiento global. Por otro lado, el río arrastra sedimentos orgánicos al embalse aumentando la biomasa en putrefacción. Así mismo el desplazamiento de miles de personas y la generación de enfermedades como la disentería y diarreas, así como el dengue por la proliferación de mosquitos se asocian con la construcción de represas.

La idea de un Día de Acción surgió durante el Primer Encuentro Internacional de Damnificados por las Represas, realizado en Curitiba, Brasil, en 1997. A partir de allí se organiza un foro de seguimiento y defensa de los ríos y sus cauces naturales, muy crítico con la política de realización de presas, y se institucionaliza el 14 de marzo (que hasta el momento era el Día de Lucha contra las Represas en Brasil) como Día Internacional.

Ahora se hace un llamado a unirse en solidaridad para “protestar la construcción de proyectos destructivos de desarrollo y para celebrar los buenos logros. También este es un momento para luchar por la justicia social y los derechos de las comunidades sobre sus recursos y sus vidas.”

En años anteriores, el 14 de marzo, miles de personas en todas partes del mundo han protestado por los daños causados a los ríos, con diversas acciones como parte de un esfuerzo anual para proteger los ríos vivos en todo el mundo.

En América del Norte, el auge de las grandes represas fue entre los años 30’s y 50’s. Con la movilización ambientalista en contra de ellas se ha logrado que entre 200 y 300 fueran desactivadas en la década de los 80’s y 120 han desaparecido.

Pero de los años 30’s a los 70’s la construcción de grandes represas se dio principalmente en los países ricos, cuya industrialización requirió de grandes cantidades de energía. Ahora las represas del Norte se van hacia el Sur.

Las represas para controlar las inundaciones no funcionaron. Sólo el 13% de todas las grandes represas en el mundo, en más de 75 países, han sido construidas para controlar las inundaciones.

Además, muchas crecidas han sido causadas por cambios climáticos provocados por la deforestación y tala inmoderada de las selvas que no retienen el agua. Las inundaciones han afectado las vidas de 65 millones de personas entre 1972 y 1996, más que ninguna otra clase de desastre, incluyendo las guerras, las sequías y las hambrunas. (Según la Comisión Mundial de Represas).

Los embalses para la energía eléctrica no han beneficiado a todos. Canadá, Estados Unidos, Brasil, China y Rusia, generan más de la mitad de la hidroelectricidad del mundo. Entre 1973 y 1996, la generación de hidroelectricidad fuera del selecto grupo de países miembros de la Organización para Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), pasó de un 29% de la producción mundial al 50%, principalmente en América Latina. Pero en Brasil, pese a sus grandes represas, más de 20 millones de personas no tienen energía eléctrica en sus hogares. No se diga en Colombia, Haití, Honduras, Guatemala o México y específicamente en Chiapas que cuenta con grandes hidroeléctricas y miles de personas sin energía eléctrica.

Más de 45 mil grandes represas se han hecho en todo el mundo desplazando a más de 80 millones de personas de sus lugares de vida; impactando a otros pobladores río arriba y río abajo. Se han endeudado pueblos y enriquecido empresas como lo informa la misma Comisión Mundial de Represas. Se ha contribuido al cambio climático y a las sequías por todo el mundo con más del 50% de los ríos represados en todo el planeta. ¿Qué más se necesita para tomar consciencia?

El movimiento mundial anti-represas está conformando una nueva estrategia de lucha, la solidaridad y las redes locales se están fortaleciendo, queda más claro que el reto es por todo el planeta, por salvar la vida, nuestro mundo; que es la lucha por los derechos humanos y por el derecho a existir.

categorias