aguaparatodxsmx@gmail.com

head-ads1

Ciudadanos en Jalisco, declaramos nuestro estado ZONA LIBRE DE FRACKING y presentamos focos rojos de la reforma energética que atentan contra el ambiente y los derechos

• Declaramos Jalisco, estado “Libre de FRACKING” al no existir

las condiciones y salvaguardas para evitar un desastre ambiental

y social.

• La reforma energética tiene como principal objetivo fosilizar

nuestro país, afectando la política climática nacional.

• Al anteponer los proyectos de hidrocarburos a la protección del

medio ambiente y los derechos humanos, se vulneran zonas

productivas y de conservación, así como comunidades, pueblos

indígenas, propietarios de la tierra y la salud y seguridad de los

mexicanos en general

humanos

Implicaciones Sociales y Ambientales de la

Reforma Energética 2014.

Preocupaciones y antecedentes.

En pleno Siglo XXI, México ha realizado tres reformas jurídicas asociadas al tema

del cambio climático, la reforma del 2008 relativa al sector energético que generó

las leyes para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía y la Ley para el

Aprovechamiento de Energías Renovables y el Financiamiento de la Transición

Energética, la del 2012 consistente en la Ley General de Cambio Climático y

la nueva estructura orgánica para el abordaje del tema del clima a través de la

creación del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático el INECC por

sus siglas, antes INE y la reforma Energética gestada en el 2012 y fortalecida

en el 2014 que abarcó la reforma constitucional a los artículos 25, 27 y 28 y sus

leyes secundarias consistentes en la Ley de Hidrocarburos, la Ley de la Industria

Eléctrica, la Ley de Energía Geotérmica, la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos,

la Ley del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, la

Ley de los Órganos Reguladores Coordinados en Materia Energética y la Ley de

la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del

Sector Hidrocarburos, reformas estas últimas que reforman a su vez varias leyes

reglamentarias de la constitución en lo que se le oponen como son la Ley Minera,

la Ley de Aguas Nacionales, la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal,

la Ley Federal de Derechos, la Ley de Inversión Extranjera, entre otras.

De las reformas anteriores, pudiéramos decir que las dos primeras iban en

dirección a consolidar la política federal en materia de cambio climático y la

tercera direccionada al crecimiento económico basado en la fosilización de la

economía, a pesar de los compromisos ambientales que México asumió en

materia de cambio climático en el sexenio 2007-2012.

El Congreso de la Unión (senadores y diputados), en la discusión de la

reforma secundaria energética 2014, olvidaron el contexto mundial y

ambiental del país.

En efecto, México es un país de contrastes, que cuenta con una gran diversidad

biológica, de hábitat de especies, de bosques, de zonas ricas en agua a zonas

con mucha presión sobre sus recursos hídricos, deforestación, cambios de usos

del suelo y donde conviven la pobreza con la riqueza y la ilusión de un mejor

mañana con la desesperanza. El Programa Sectorial de Medio Ambiente

2013-2018 al igual que la serie Informe de la situación del medio ambiente

en México, a partir de su edición 2008, dan cuenta de estos contrastes en

sus diagnósticos sobre población y medio ambiente, ecosistemas terrestres,

suelos, biodiversidad, atmósfera, agua y residuos. De las estadísticas, cifras y

datos se desprende que de cara al siglo XXI tenemos las bases de subsistencia

de nuestro país seriamente comprometidas en virtud de pérdida de recursos

naturales, deterioro de la calidad de vida por la concentración de poblaciones

en las grandes ciudades, fuerte presión sobre el agua y erosión y pérdida de

suelo, de biodiversidad y bosques, contaminación de la atmósfera de las grandes

metrópolis al igual que un manejo inadecuado de residuos, lo que tiene por

consecuencia que la crisis ambiental que se viene denunciando desde los 80 ́s,

sigue avanzando o en el mejor de los casos con indicadores estáticos.10

La problemática anterior, no es exclusiva de México, si atendemos a la

problemática a nivel mundial de cambio climático asociada al uso de recursos

fósiles, crecimiento urbano y deforestación; aspectos centrales del modelo de

desarrollo económico y cuyo efecto mas visible es la emisión de gases efecto

invernadero.

Sirva el contexto anterior de preámbulo para expresar las

preocupaciones de la grupos ambientales y organizaciones

sociales respecto del retroceso ambiental que implica la reforma

energética en México, basada en la explotación intensiva de los

recursos energéticos del país y del desmantelamiento del marco

legal respectivo.

Por ello los abajo firmantes manifestamos nuestra

desaprobación basados en el análisis de los siguientes

aspectos:

1.- El uso de tecnologías no convencionales en aguas profundas y la

fracturación hidráulica (FRACKING) como una opción para extraer

hidrocarburos, es violatorio del principio precautorio, la UE tiene una

posición conservadora respecto al uso de esta tecnología, mientras

que en México se busca introducir de manera masiva y sin analizar

las consecuencias que tendrá en la contaminación de agua, suelo

y aire y sus efectos además en la salud. Es pertinente señalar que

los estados con mayores reservas de gas esquisto o en los que se

han realizado trabajos exploratorios como Coahuila, Chihuahua,

Tamaulipas, Monterrey y Veracruz tienen serios problemas de abasto

de agua.

2.- Las leyes núcleo de la reforma energética 2014 desregulan

totalmente las actividades relativas a la prospección, exploración,

extracción, tratamiento y hasta la comercialización en materia

energética. Los actos de autoridad se sujetan al acuerdo entre las

partes y en caso de no llegar éste, a la intervención del Estado

para declarar la utilidad pública sobre tierras y derechos donde se

vaya a realizar actividad energética. La suspensión en materia de

amparo se vuelve nula al establecer la ley de los órganos reguladores

Coordinados en materia Energética en su artículo 27 la improcedencia

de la suspensión contra actos emitidos por los órganos reguladores

en materia Energética (Comisión Nacional de Hidrocarburos y la

Comisión reguladora de Energía).

3.- Al anteponer los proyectos de hidrocarburos como actividades

preponderantes a cualquier otra incluyendo a la protección del

medio ambiente, la reforma pone en riesgo zonas productivas para

la soberanía y seguridad alimentaria y el mercado de emisiones

de bonos de carbono de México basado en la conservación de

bosques y selvas y protección de sumideros de carbono. México abre

una segunda etapa de industrialización basada en el crecimiento

económico sin tener las capacidades de infraestructura, humanas,

técnicas ni presupuestarias que garanticen un México más justo y

menos desigual.

4.- La reforma es regresiva en materia de derechos humanos, ya

que no garantiza derechos humanos de corte procesal y sustantivo

establecidos en la Constitución Política de México, entre los que se

encuentran el derecho a un medio ambiente sano para el desarrollo

y bienestar, el derecho al agua y al saneamiento, el derecho al

desarrollo sustentable, el derecho humano de defensa, legalidad,

debido proceso y seguridad jurídica.

5.- La reforma no garantiza el derecho humano a la propiedad

privada, de ejidos, comunidades indígenas y la del propio Estado

Mexicano que es titular de la propiedad de la Nación y bienes públicos

colectivos de uso común, como lo es la propiedad del subsuelo, de

recursos mineros, de bosques y aguas y nulifica derechos humanos

consagrados en tratados internacionales ya reconocidos como lo es el

derecho a decidir sobre los proyectos que afecten la integridad cultural

de los pueblos indígenas de México, no es suficiente la consulta

previa e informada a los pueblos indígenas.

6.- En el aspecto ambiental, la reforma energética modifica

substancialmente la LGEEPA y el reglamento en materia ambiental

ya de por sí laxos, al crear una estructura orgánica representada en

la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio

Ambiente del Sector Hidrocarburos que asumirá las autorizaciones

en materia de impacto y riesgo ambiental del sector hidrocarburos;

de carbonoductos; instalaciones de tratamiento, confinamiento o

eliminación de residuos peligrosos; aprovechamiento forestales en

selvas tropicales, y especies de difícil regeneración, así como obras y

actividades en humedales, manglares, lagunas, ríos, lagos y esteros

conectados con el mar, litorales o las zonas federales de las áreas

antes mencionadas en los términos del artículo 28 de la LGEEPA

y su Reglamento, autorizaciones de cambio de uso del suelo en

terrenos forestales en los términos del artículo 117 de la LGDFS, y

todo lo relativo a las autorizaciones en materia de residuos de maneo

especial, peligrosos del sector hidrocarburos ( art. 7o de la Ley de la

ANSI y de PA SH.) .

7.- La reforma pone en riesgo la diversidad biológica per sé ya que

permite actividades de hidrocarburos en todo el territorio nacional

a través del DOF del 28 de Marzo del 2013 que publica el Estatuto

Orgánico de Pemex-Exploración y Producción que divide al país en

regiones sujetas a Exploración y Producción.

Frente a todo lo anterior, hacemos un llamado al estado

de Jalisco y a los ciudadanos para:

1.- Promover las fuentes energéticas renovables como base del

desarrollo del Estado y pugnar por la eficiencia energética

2.- Blindar los recursos naturales de Jalisco y su territorio a través

de proyectos sustentables en los términos de la Convención Marco

de Naciones Unidas, del protocolo de Kyoto para garantizar la

sustentabilidad del estado y mantener nuestros compromisos

internacionales en la materia

3.- Declarar nuestro estado como una “ZONA LIBRE DE FRACKING”,

por los graves riesgos que conlleva y por los impactos negativos que

implica la demanda de agua que este proceso requiere

4.- Proteger la biodiversidad de Jalisco representada a través de

sus áreas naturales protegidas, de sus espacios verdes, de sus

humedales, aguas y bosques

5.- Fundamentar el desarrollo del Estado en la sustentabilidad de sus

recursos naturales y en la salvaguarda de su patrimonio natural y

cultural

Organizaciones firmantes:

Instituto de Derecho Ambiental, A.C. (IDEA)

Biodiverso, A.C.

Cuadra Urbanismo

Ecotienda

Rancho La Luna

Las Otras Caras de la Ciudad

Colectivo Ecologista Jalisco, A.C.

categorias